En los primeros cinco meses del actual gobierno federal han sido localizados 81 sitios, principalmente en Colima, Tabasco, Sonora, Zacatecas, Guerrero y Jalisco, donde se han ubicado 222 fosas clandestinas con 337 cuerpos, declaró el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas Rodríguez

En Palacio Nacional, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que no se escatimarán recursos para la localización de personas desaparecidas e identificación de cuerpos, para lo cual anunció una Bolsa inicial de 500 millones de pesos este año.

El subsecretario Alejandro Encinas indicó que cada 15 días presentará un informe sobre el hallazgo de fosas clandestinas al gabinete de seguridad.

Reconoció que entre el 1 de diciembre del 2018 y el 13 de mayo se ubicaron 81 sitios donde se han identificado fosas clandestinas.

Precisó que 72% de los cuerpos fueron localizados en fosas de seis estados: Colima, Tabasco, Sonora, Zacatecas, Guerrero y Jalisco.

“Desgraciadamente, sigue pasando, porque no se puede de la noche a la mañana terminar con estas herencias de inseguridad y de violencia”, afirmó López Obrador.

Por número de fosas clandestinas localizadas destacan Veracruz, Sonora, Sinaloa y Guerrero, siendo el primero el estado con el número más alto: 76 fosas; mientras que Sonora, Sinaloa y Guerrero representan 69.3% de las fosas que se han acreditado, donde se han exhumado cuerpos y se han hallado restos humanos.

“Se han (...) identificado 337 cuerpos. Esta cifra puede variar en la medida que continúen los trabajos de exhumación y de investigación. Son datos que tienen una gran movilidad, mucho dinamismo, porque están en proceso las tareas de exhumación y de identificación”, mencionó el funcionario.

Encinas Rodríguez mencionó que la ubicación de estas fosas ha revelado formas de operación de la delincuencia. “Por ejemplo, el caso de la fosa clandestina localizada en Nayarit, donde se encontraron 22 cuerpos en una excavación de más de cuatro metros de profundidad, es decir, se requirió maquinaria pesada para su desarrollo”, reveló.

Añadió que en Guerrero, la zona con mayor presencia de este tipo de fosas, “ya tenemos fosas prefabricadas e incluso fosas recicladas, donde ya ha habido exhumaciones que están utilizando los grupos delictivos”.

Añadió que las fosas ya fueron georeferenciadas con tecnología lidar, para ubicar el corredor delictivo, por ejemplo el que comprende Taxco-Iguala-Chilpancingo-Huitzuco-San Miguel Totolapan-Tepepacuilco-Cocula-Tlapa, en el estado de Guerrero.

El subsecretario de derechos humanos de la Segob, Alejandro Encinas, reconoció que el Registro Nacional de Personas Desaparecidas “no existe ni tiene en realidad información confiable”, por lo que es necesario hacer una nueva integración, lo mismo que del Registro Nacional de Fosas.

Acerca del diagnóstico nacional forense, dijo que ya fue levantado en abril en todo el país, para conocer las capacidades de infraestructura, equipamiento y recursos humanos con las que cuentan las autoridades. Lo anterior con el fin de detonar un programa emergente que permita identificar y entregar los cuerpos a sus familiares.

Dijo que para esto trabajan de manera conjunta la Policía Federal, el Comité Internacional de la Cruz Roja, la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas, el Equipo Argentino de Antropología Forense y los colectivos de las víctimas.

“No va haber ninguna restricción de información, no vamos a ocultar absolutamente nada, y si no vamos a ocultar el número de fosas y de cuerpos con menor razón los recursos que se asignan a las comisiones locales de búsqueda o a las tareas para enfrentar la emergencia forense”, garantizó el subsecretario Encinas.

Perfiles genéticos

La Fiscalía General de la República informó, a través de transparencia, que cuenta con aproximadamente 51,750 perfiles genéticos almacenados por la Coordinación General de Servicios Periciales, aportados por familiares que buscan a personas desaparecidas.

La coordinación cuenta con un laboratorio de genética para realizar pruebas de identificación por ADN, con una base de datos criminal y de desaparecidos.

“Se ha realizado intercambio de datos genéticos en algunas ocasiones con instituciones (del extranjero). Sin embargo, no se realiza de manera concurrente”, precisó.

EL DATO

El gobierno federal lanzó una campaña de spots, dirigida principalmente a niños, jóvenes y padres de familia, con el propósito de combatir las adicciones.

Los mensajes del gobierno se basan en testimonios de padres de familia cuyos hijos tuvieron experiencia con el uso de drogas, así como de jóvenes: “decepcionado intento fugarme en algo, intento calmar ese dolor y recurro a la cocaína en polvo”, dice uno de los testimonios.

En Palacio Nacional, el presidente Andrés Manuel López Obrador fustigó que anteriores gobiernos no tenían ningún plan o campaña para prevenir las adicciones. Dijo que su gobierno utilizará la mayor parte de los tiempos oficiales para la difusión de esta campaña.

politica@eleconomista.mx