La dirigencia nacional de Morena ratificó a Félix Salgado Macedonio como su candidato al gobierno de Guerrero, pese a que sobre el hoy senador con licencia hay denuncias formales por violencia sexual.

Basilia Castañeda, una de las presuntas víctimas de Salgado Macedonio, quien lo denunció y fue citada a comparecer hoy ante la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia (CNHJ) de Morena para desahogar pruebas y presentar alegatos, informó ayer de su decisión de no continuar con las acciones penales.

A través de un comunicado, puntualizó:

“He decidido no impulsar más acciones en el ámbito penal pues, hasta el momento, por parte de la (Fiscalía General de la República) FGR y de la (Fiscalía General de Justicia de Guerrero) FGJG se me han violado mis derechos como víctima. Continuar por esa vía implicará un conjunto de tiempos y esfuerzos, audiencias en el estado de Guerrero, pago de viáticos del abogado y exposición ante autoridades que ya han señalado que no quieren investigar”.

Aunque estableció que las autoridades del ámbito federal y estatal “están obligadas” a investigar su caso “de oficio” por tratarse “de un delito grave en sí mismo, y agravado pues fue cometido contra una niña de 17 años por un hombre que en ese momento también gozaba de fuero en su carácter de senador con licencia”.

Argumentos 

“Ante la ausencia de elementos para determinar la existencia de las conductas denunciadas, y al haber mantenido vigentes sus derechos partidistas, no se podía negar a Salgado el derecho a la participación en la reposición del procedimiento”, cita el pronunciamiento morenista por el que se informó de los resultados de la nueva encuesta realizada para designar a su candidato al gobierno guerrerense, sin ahondar en detalles sobre el sondeo.

El pasado sábado, al iniciar su campaña desde Acapulco, Salgado Macedonio se dijo víctima de linchamiento político y mediático.

Ayer 14 de marzo, sostuvo que la mitad de los puestos de su posible administración los ocuparán mujeres.

rolando.ramos@eleconomista.mx