El titular de la Secretaría de Educación Pública, Aurelio Nuño Mayer, informó que derivado del impacto que tuvieron los sismos del 7 y 19 de septiembre en el país, tendrán que ser demolidas 257 escuelas y habrá que hacer reparaciones mayores en 4,743 planteles.

En comparecencia ante los integrantes de la Comisión de Educación del Senado de la República con motivo del análisis del Quinto Informe de Gobierno, el secretario de Educación puntualizó que en total 16,000 escuelas sufrieron algún tipo de daño.

De esta cifra, 11,000 presentó daños menores, lo que significa que la estructura no fue dañada. De los planteles restantes, 257 deberán tirarse para, posteriormente, reconstruirse.

La estimación de la SEP sobre el costo del conjunto de reparaciones asciende a 20,000 millones de pesos, los cuales, afirma Nuño Mayer, están fondeados.  Pormenorizó que 11,500 millones de pesos van a provenir de los programas que tiene la Secretaría para mejorar la infraestructura de las escuelas así como los seguros que la dependencia tiene.  El resto se obtendrá del fideicomiso Fondo de Desastres Naturales (Fonden) y las aportaciones que hagan las entidades federativas.

La mudanza al sur

Durante la comparecencia, legisladores cuestionaron el cambio de oficinas de la SEP al complejo, conocido antes como Centro Bancomer, que se ubica en la delegación Coyoacán e implicará una renta mensual de 33 millones 738,058 pesos durante cinco años.

De acuerdo con el dictamen de valuación elaborado por el Instituto de Administración y Análisis de Bienes Nacionales (Indaabin) que fue enviado al Senado, el inmueble consta de 10 pisos, un helipuerto y gimnasio para escoltas.

Al respecto, Nuño Mayer informó que el traslado es para reconcentrar a personal de 21 edificios, de los cuales 11 resultaron afectados por el terremoto del 19 de septiembre.  Explicó que el proceso comenzó previo al sismo debido a que la Secretaría tenía 81 edificios dispersos en distintos lugares de la Ciudad de México. Aseguró que él seguirá laborando en el inmueble histórico ubicado en la calle de Argentina de la capital del país.

Producto de las rentas, el ahorro que la SEP tendrá por transferir el personal de los 21 edificios equivale a 60 millones de pesos: 43 millones en rentas y casi 20 millones por toda la conserva logística que implica concentrar a los trabajadores en un solo sitio.