El gobierno federal anunció la implementación del “Programa Especial de Compensación por Justicia social a Extrabajadores de Luz y Fuerza del Centro”, con el que pretende brindar una pensión de entre 3,000 y 67,000 pesos mensuales a unos 8,892 extrabajadores de la extinta compañía que no aceptaron su liquidación en el 2009.

El programa será operado por el Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado (Indep) con un presupuesto de 1,458.6 millones de pesos que aportará ese instituto.

Durante la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, el director del Indep, Ernesto Prieto Ortega, dijo que “el gobierno de la República considera de elemental justicia establecer este programa Especial de Compensación por Justicia Social a Extrabajadores de la extinta Luz y Fuerza del Centro, que responde a una legítima demanda social para garantizar una compensación a todos aquellos extrabajadores que al 11 de octubre del 2009 tenían por lo menos 19 años seis meses y un día de tiempo de servicio”.

Requisitos

Detalló que dentro de los requisitos para que extrabajadores puedan entrar en este programa es que se desistan ante la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje de todos los juicios presentes y futuros contra Luz y Fuerza, Secretaría de Energía, Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado y Luz y Fuerza.

Deberán entregar una solicitud con documentación especificada en el portal de Internet del Instituto. Posteriormente serán notificados por correo en caso de que su solicitud sea aceptada.

“Los extrabajadores con dictamen jurídico de procedencia, desistimiento del juicio y convenio formalizado serán incorporados al programa y al proceso de nómina especial. El tiempo que se llevará a cabo para cumplir con su objetivo será de aproximadamente de cuatro a seis meses”, explicó.

Ernesto Prieto Ortega dijo que la compensación será de acuerdo con los años laborados, y va de un mínimo de 3,200 pesos a un máximo de 67,000 pesos, con una media de 12,500 pesos mensuales.

El funcionario dijo que con este programa, la liquidación de Luz y Fuerza del Centro se liberará de 2,118 juicios laborales con un pasivo contingente de 5,892 millones de pesos, pero además se resolverá una demanda social originada por una decisión de extinguir la compañía en 2009.

jorge.monroy@eleconomista.mx