La Junta General Ejecutiva del IFE resolvió que se destinarán los recursos obtenidos por multas a empresas de medios electrónicos a mejorar la infraestructura de los módulos de atención ciudadana.

En una primera decisión tomada en la víspera, la Junta General Ejecutiva, integrada por el consejero presidente (Leonardo Valdés), el secretario ejecutivo (Edmundo Jacobo) y los seis directores ejecutivos del IFE, definió que ese dinero fuera a un fondo que tiene el organismo para atender su pasivo laboral, lo cual generó críticas al interior del propio Consejo General.

Lo que nos informó el Consejero Presidente es que, como lo habíamos acordado previamente en la mesa de consejeros (...) hace algunas semanas, la Junta General Ejecutiva (...) modificó el acuerdo (...) Y con la base jurídica y el análisis que se realizó, se decidió que eso se dedicara al fortalecimiento del área del Instituto que le da el servicio a la gente, justamente los módulos de atención ciudadana , informó el consejero Arturo Sánchez.

Cabe recordar que por ley (Presupuesto de Egresos), los recursos obtenidos por multas a partidos políticos son reintegrados a la Tesorería de la Federación, los cuales a su vez están etiquetados para su destino al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, así como a centros públicos de investigación científica.

Sánchez dijo que si se fortalecen los módulos con más estaciones de trabajo, con lectores de huellas, computadoras modernizadas y demás, el personal podrá ser más eficiente para atender a la ciudadanía.

Recordó que en cuestión de multas a radiodifusoras y televisoras, no existe una previsión legal para el destino de esos recursos.

mrubi@eleconomista.com.mx