Hasta el 26 de septiembre, pasado, la Ciudad de México era la segunda metrópoli del mundo con más exceso de mortalidad por población, solo superada por Lima, Perú.

De a acuerdo con Mario Romero Zavala, quien es especialista en análisis de datos y desarrollador de software especializado en el sector financiero, incluso si se compara con ciudades de Europa que en algún momento estuvieron muy afectadas por la pandemia, ahora están muy por debajo de la capital mexicana.

Incluso Nueva York, que durante mucho tiempo fue una de las ciudades más afectadas no solo de América, sino del mundo, ya bajo esta métrica de exceso de mortalidad por población, está muy por debajo que la Ciudad de México.

Por ello, el especialista considera que la única métrica justa para comparar el costo de la pandemia en diferentes regiones es el exceso de mortalidad por población.

El experto en análisis de datos destacó que la Ciudad de México lleva 13 semanas (hasta mediados de octubre) estancada en 60% de exceso de mortalidad, lo cual es bastante preocupante, porque evidencia que la pandemia no ha podido ser controlada. “El peligro de la pandemia sigue claramente en la calle”.

Además, hay que tomar en cuenta que la Ciudad de México ha decidido incluir en sus registros sólo a los residentes oficiales y se trata de una entidad que diariamente recibe población flotante de otras entidades.

Por otra parte, Laurianne Despeghel, quien es consultora en economía y asuntos públicos, realizó una comparación entre naciones que compartió en su cuenta de Twitter según la cual México es el cuarto país del mundo con mayor incidencia de decesos en exceso per cápita, después de Perú, Ecuador y Bolivia.

De acuerdo con ese ejercicio el exceso de mortalidad por cada 100,000 habitantes señala un valor de 234 para Perú, 198 Ecuador, 196 Bolivia y 151 México. Estados Unidos tiene 85 y Brasil 50.

diego.badillo@eleconomista.mx