Chilpancingo.- El gobernador de Guerrero, Angel Aguirre Rivero, reconoció que Guerrero enfrenta una situación crítica en el sector educativo, debido a la falta de recursos para atender las peticiones rezagadas y pidió el respaldo de la Federación para evitar alguna parálisis.

La solicitud del titular del Ejecutivo del estado vino luego del reclamo del dirigente de la sección 14 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Emiliano Díaz Román, por el retraso en la entrega de los recursos económicos del Plan de Previsión Social (PPS).

Además reclamó la falta de avances en los créditos de vivienda a tasa cero y apoyo a las tecnologías.

Ante ello, el mandatario estatal respondió que durante los últimos años ha disminuido la asignación presupuestal por parte de las autoridades federales a Guerrero para algunos rubros, lo que ha provocado el estancamiento en materia económica para el sector.

Recordó que en el puerto de Acapulco hay 15 escuelas de educación primaria sin clases, debido a un paro laboral de sus docentes porque reclaman el pago de horas extras, pero se trata de adeudos heredados de administraciones anteriores, que el gobierno en estos momentos carece de presupuesto para cubrir.

MIF