Las comisiones unidas de Educación y de Estudios Legislativos Segunda de la Cámara Alta aprobaron por ocho votos a favor y cuatro en contra, en el caso de la Comisión de Educación; y por siete a favor, dos en contra y una abstención, en el caso de la Comisión de Estudios Legislativos Segunda, las tres leyes secundarias en materia educativa provenientes de la Cámara de Diputados, las cuales se turnaron al pleno del Senado en donde se prevé que sean discutidas hoy.

En la reunión extraordinaria de las comisiones, que dio inicio alrededor de las 6:30 de la tarde de ayer legisladores de oposición criticaron, en principio, la premura con la que se generó la discusión y votación de la Ley General de Educación, la Ley Reglamentaria del artículo tercero constitucional sobre Mejora Continua de la Educación y la Ley General del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros.

Lo anterior, debido a que algunos senadores reconocieron que no pudieron leer la totalidad de los artículos que integran las tres leyes y que ascienden a más de 300.

“No es un trabajo serio esto (...) no puede ser que con esta falta de profesionalismo se vaya a decidir las leyes que van a normar la educación de los niños y jóvenes de este país”, dijo el senador del PAN, Damián Zepeda.

El legislador albiazul señaló que es una “falta de respeto” que se diga que las observaciones que tenía el Senado ya fueron integradas en los dictámenes generados en la Cámara de Diputados, con el objetivo de que avanzara de manera más rápida en la Cámara Alta.

Por su parte, la también senadora del PAN María Guadalupe Saldaña Cisneros acusó que con la aprobación de las leyes secundarias se da más poder a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, la cual ha anunciado que no permitirá que haya ascensos de docentes que hayan participado en exámenes de evaluación de la anterior reforma educativa.

“Los maestros entraron a la reforma educativa 2013 por responsabilidad no porque simpatizaran con ningún partido, lo hicieron por necesidad, porque es lo que se les ofreció, a eso es lo que estamos arriesgando a los maestros y maestras”, explicó.

Asimismo, la legisladora mencionó que las plazas quedarán también en manos de la disidencia magisterial.

“Hay maestras que hace años se les pedían favores sexuales con gente del sindicato para poderles asignar una plaza, es una realidad y a esto vamos a exponer a nuestros maestros y maestras (...) estoy triste, indignada, creí que iban a llegar lejos, pero no tanto”, expuso.

El senador por el PRD y exjefe de Gobierno de la CDMX, Miguel Ángel Mancera cuestionó, a su vez, a los integrantes de Morena que si en el pleno se escucharán las observaciones de la oposición o sólo se aplicará lo que la mayoría desea.

La senadora del PRI Beatriz Paredes mencionó en una de sus intervenciones, que el tema de fondo de la aprobación de las tres leyes secundarias es que el Estado mantenga en todo momento la rectoría de la educación.

“Cómo logramos que el Estado no abdique de su responsabilidad en la rectoría de la educación, ése es el debate de fondo y no entraría en la materia”, dijo.

Otro de los cuestionamientos vertidos por la oposición es que las minutas de leyes secundarias no contempla la obligación de Hacienda para que se garanticen los recursos necesarios para la aplicación de las leyes, además de los Asesores Técnicos Pedagógicos algunos de los cuales acudieron ayer al Senado para pugnar porque se les proteja en cuanto a los nombramientos que están pendientes.

[email protected]