Luego de que este fin de semana fuera exhibido en redes sociales el exdirector de PemexEmilio Lozoya, en un lujoso restaurante de la Ciudad de México a pesar de enfrentar dos procesos judiciales, el presidente Andrés Manuel López Obrador lo calificó de "legal, pero inmoral".

El primer mandatario dijo la mañana de este lunes que le pareció una imprudencia, un acto de provocación, porque Lozoya fue director de Pemex y está como testigo protegido, aseguró.

“Es una gente que está recibiendo un trato especial porque decidió dar a conocer toda la corrupción que se produjo en el sexenio anterior”, dijo AMLO en su habitual conferencia mañanera, y respaldó el trabajo del fiscal Alejandro Gertz Manero.

En agosto, un juez federal concedió a Lozoya un nuevo plazo hasta el próximo 19 de noviembre, para que su defensa pueda integrar nuevos elementos en su favor en los casos Agro Nitrogenados y Odebrecht, y posiblemente llegar a un acuerdo con la Fiscalía General de la República. 

La ampliación también se hizo extensiva para la madre del exfuncionario y su hermana, quienes están involucradas en triangulación de dinero en favor del exfuncionario.

La Fiscalía acusa a Lozoya Austin de recibir 8 millones de dólares de Odebrecht durante la campaña presidencial del 2012, y ocultar los recursos en el sistema financiero. Asimismo, señala que ya en su gestión, Pemex dio contratos a la empresa brasileña por los que obtuvo ganancias por 39 millones de dólares.

El exdirector de Pemex fue vinculado a proceso el 28 de julio del 2020, por el delito de lavado de dinero, debido a que durante su gestión habría recibido 3 millones de dólares del empresario Alonso Ancira, a cambio de que Pemex adquiriera de la empresa Altos Hornos de México (AHMSA), la “planta chatarra” Agro Nitrogenados.