El presidente Andrés Manuel López Obrador informó que el día de hoy se termina la condonación de impuestos, "con la firma de un decreto para acabar con esta figura, se recuperará la Constitución en letra y espíritu, para que todos contribuyamos, pues en los últimos sexenios, esto significó alrededor de 400,000 millones de pesos".

En conferencia de prensa matutina, López Obrador agregó que esta situaciónse trata, en los hechos, de "un huachicol de cuello blanco", que se va a eliminar, bajo el principio de progresividad. "Que contribuyan más, quienes más ingresos tienen".

El ejectutivo federal agregó que al terminar el período de recaudación de impuestos, se logró un incremento superior a cuatro por ciento y "ya llegamos al primer billón de pesos", lo cual, dijo, son buenas noticias.

Por su parte, la titular del Servicio de Administración Tributaria (SAT), Margarita Ríos Farjat, detalló que desde 2007 hasta 2018, el gobierno federal condonó casi 400,000 millones de pesos, a valor actual, a un total de 153,530 contribuyentes, de los cuales más de la mitad beneficiaron sólo a 108 contribuyentes.

La funcionaria dijo que dicha cantidad representa un crecimiento de 95,000 millones de pesos en comparación con la recaudación de impuestos de 2018.

En personas físicas, la recaudación pasó de 5.6 millones en 2018 a 6.2 millones de declaraciones este año, lo que representa 11% más; y en personas morales creció 4.0%, al pasar de 639,000 a 667,000 declaraciones este 2019.

En cuanto al marco legal de condonación de impuestos, Margarita Ríos-Farjat dijo que es una atribución del titular del poder Ejecutivo que se hace por decreto, y el fundamento de las mismas está en el Código Fiscal de la Federación.

En ese sentido, explicó que del 2000 al 2006, como parte de unas disposiciones transitorias al código fiscal, se propusieron condonaciones generalizadas de entre 10 y 12% de los créditos fiscales en contribuciones federales, incluidos sus accesorios.

De 2006 a 2012, como parte de la Ley de Ingresos, se condonaron entre 80 y 100% en recargos, multas y gastos de ejecución; mientras que a partir de 2012 se repitió la formula, con condonaciones del 60 al 100 por ciento.

Esto, añadió la titular del SAT, controvierte el principio fiscal de universalidad de las contribuciones, porque al descargar a los deudores ya no es equitativo, ni la obligación de todos los mexicanos contribuir al gasto público como manda la constitución.