El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo el jueves que espera llegar a un arreglo con la empresa española Iberdrola sobre la eventual suspensión de una millonaria inversión para construir una central térmica de ciclo combinado en Tuxpan, Veracruz, anunciada el miércoles por una autoridad local.

El alcalde de la ciudad de Tuxpan, Antonio Aguilar, dijo el miércoles que Iberdrola habría cancelado la obra, al no poder alcanzar un contrato para suministrarle energía a la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

"No hay ninguna notificación en ese sentido, me hubiesen dicho que, ante las diferencias que tenemos, que son públicas, habían tomado la decisión de cancelar la inversión, y no es eso lo que me expresan", dijo el mandatario al comentar el contenido de una carta que dijo haber recibido de la firma de España.

De acuerdo con López Obrador en la misiva Iberdrola enfatizó su voluntad de seguir invirtiendo en México y también la disposición de llegar a acuerdo con el Gobierno. No fue posible obtener comentarios de Iberdrola sobre la carta.

"Va a haber arreglo. Esta carta es con ese propósito de que quieren un diálogo. Me están pidiendo incluso una entrevista", añadió.

Como parte de su estrategia para revertir la política de apertura del sector energético mexicano a empresas privadas del gobierno anterior, López Obrador ha criticado la posición "monopólica" de Iberdrola en el sector eléctrico, donde es el segundo actor por detrás de la estatal CFE.