La Feria del Caballo

Se sabe que ya hay un terreno muy grande en la zona de Texcoco donde se va a instalar el nuevo aeropuerto de la ciudad de México. Si bien uno de los consultores ingleses con los que tocó base el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, propuso que se hicieran al menos seis pistas pero se fuera trabajando la ampliación de madera modular, por pares, al parecer todo indica que la recomendación que se va a tomar es que sean cinco pistas con opción a una sexta. La razón de este proceso es que la última estaría ya muy cerca de la zona más conflictiva y contraria a la construcción de la nueva infraestructura.

No es que se les tenga miedo, pero no se quiere tener nada en contra de los muchachos de San Salvador Atenco. De hecho, justo para evitarlos, se hará una obra que ya es un reto de ingeniería en donde se van a necesitar varios constructores internacionales con experiencia en terrenos lodosos y pantanosos; similares, en algún sentido, a lo que se hizo en Hong Kong.

El tema es que las actuales instalaciones del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, que dirige Alfonso Sarabia, se convertirían en un centro multimodal de transporte, ya que se buscaría unir al nuevo aeropuerto por medio de un bonito tren eléctrico o algo similar; depende del presupuesto.

La de mayor ganancia

Las acciones de Cementos Mexicanos, de Lorenzo Zambrano, encabezaron las ganancias la semana pasada en el Índice de Precios y Cotizaciones de la Bolsa mexicana, al registrar durante este periodo un alza en su rendimiento de 7.88 por ciento.

Por cierto, la Comisión Europea se negó a transferir a Alemania la investigación sobre la venta de Cemex West a Holcim, valorada en 95 millones de dólares. El gobierno de este país quería asumir el caso al externar que podría afectar su mercado de cemento.

La negativa de transferir la investigación al país germano permite al bloque continuar con su investigación aplazando la autorización o declinación de la venta, siendo el plazo límite el 31 de marzo de este año.

El acuerdo de transacción contempla la transferencia de activos de Cemex en Francia y Holanda a Holcim, y la firma mexicana se propone adquirir filiales de Holcim.

Cambio de estafeta

Grupo Nutrisa estrena director. Resulta que nombró a Luis Zubieta de la Mora como director general de la empresa, en sustitución de Jorge Ibarra Ripoll.

El presidente de Grupo Herdez, Héctor Hernández-Pons Torres, destacó el desempeño de Ibarra en el periodo de transición a partir de la adquisición de Nutrisa y manifestó su confianza en Zubieta para crear marcas, desarrollar nuevos negocios y dar continuidad al crecimiento rentable de la empresa.

Hace un año, Herdez anunció que había llegado a un acuerdo de compra con Nutrisa por 2,971 millones de pesos, operación que se concretó hasta mayo pasado.

Herdez prevé aumentar de 380 a 700 sus puntos de venta de Nutrisa en los próximos diez años. A pesar de la venta de Nutrisa a Herdez, las ventas de la primera no terminan de detonar y han dejado mucho que desear. Sin embargo, la directiva de Herdez tiene su confianza puesta en su nueva adquisición de cara al futuro.

No puede pagar

Codere España, la administradora de casinos y salas de juegos de azar que lleva José Antonio Martínez Sampedro, sigue con graves problemas financieros. Anunció que no pagará los 31 millones de euros de intereses de la emisión de bonos por 760 millones de euros.

El pasado 12 de diciembre, la empresa se acogió a un periodo de gracia de 30 días antes de entrar en concurso mercantil. Ayer acordó no dotar a Codere Finance Luxembourg con los fondos necesarios para satisfacer el pago de los intereses debidos por los bonos en euros con vencimiento en el 2015 , según el comunicado enviado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores de España.

Esto se produce dos semanas después de que la compañía solicitara el preconcurso ante los problemas de tesorería derivados de las circunstancias excepcionales, como la renovación anticipada de las licencias en Buenos Aires o la caída de los ingresos en Argentina.

En los próximos días, la compañía se compromete a negociar con los bonistas la reestructuración de la deuda.

A toda máquina

Finalmente, General Motors, que todavía dirige Dan Akerson pero que será sustituido por Mary Barra, la primera mujer en dirigir los destinos de una empresa automotriz a escala mundial, anunció un pago de dividendos a sus accionistas, el primero desde que entrara en quiebra en el 2008.

De hecho, el último dividendo pagado por la automotriz estadounidense se remonta a junio del 2008.

Un año después, y fuertemente endeudada, la compañía quebró y fue asistida por el gobierno de Barack Obama. Fue hasta noviembre del 2010 cuando volvió a cotizar en Wall Street.