Vamos a escribir positivo. Demostrar aspectos buenos de México es un ejercicio que debemos inculcar.

Si buscaras un lugar con características como: la más alta calificación de Standard and Poor’s entre todos los estados; 44 años sin una sola huelga; un crecimiento económico durante el tercer trimestre del 2013 de 6.5% anual, frente al promedio nacional de 1.3%; con incrementos de 10.1% en actividades industriales y de 7% en agropecuarias y ganaderas; el calificativo del Banco Mundial como uno de los lugares con mayores facilidades para hacer negocios ; uno de los tres estados más seguros de México; segundo lugar nacional en clima de negocios; con una inversión directa e indirecta de Nissan II por 5,076 millones de dólares; primer lugar como gobierno eficaz y eficiente del Instituto Mexicano para la Competitividad; cuarto lugar en eficiencia gubernamental del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey; el líder nacional en el crecimiento anual de empleo, con la tasa más baja de desempleo desde septiembre del 2008; la calificación de la revista Time como el pequeño gigante en atracción de inversiones , tendrías que voltear a ver una estrella mexicana que se llama Aguascalientes.

Aguascalientes nos recuerda aquella importante obra de Schumacher, Small Is Beautiful, porque es un estado que con tan sólo 0.3% del territorio nacional y 1% de la población nacional, contribuye más que proporcionalmente al PIB, a las exportaciones y al desarrollo nacional.

No todo es economía. Aguascalientes tiene una cobertura digital de 100%; tres de cada cuatro habitantes tienen casa propia; primer lugar nacional en cobertura de electricidad, drenaje y agua potable; el software del Programa Educativo del Presidente Barack Obama lo realiza Dextra Technologies en el estado, y en la prueba PISA, Aguascalientes obtuvo el mejor lugar nacional promediando mejores resultados en matemáticas que Chile, Brasil y Costa Rica, entre otros.

El año pasado tuvo cero secuestros y robos en carreteras; es el primer estado con un mando policial único.

Tiene una política social dirigida a los jóvenes, como la Casa del Adolescente y la Orquesta Sinfónica Esperanza Azteca más grande del país, que ha mostrado fomentar valores y gusto por la vida en personas cuya alternativa era la calle.

Sé que habrá quien señale diversos aspectos negativos del estado, pero si nos ejercitamos en México en hablar bien del caballo y, sobre todo, con fundamentos, a todos nos irá mejor.