Como en los viejos tiempos, el T-MEC, reemplazo del TLCAN, pasó con banderas desplegadas en el Senado, 114 de los 128 senadores votaron a favor, pero ahora hay que esperar a que en Washington se vote antes del Labor Day, día del trabajo en Estados Unidos.

Esa fecha del próximo septiembre es cuando se ponen en marcha los trabajos de campañas de legisladores y los de la lucha por la Casa Blanca. Ésa es, por lo tanto, la ventana de oportunidad para que el T-MEC sea ratificado por el Congreso de Estados Unidos.

Todo depende de los cálculos políticos de la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes, liderada por Nancy Pelosi. Aunque ella contenga a sus radicales, nada garantiza que los demócratas voten el T-MEC y quieran darle un triunfo a Trump.

Desempleo, ¿de verdad no lo esperaban?

Las estadísticas del Instituto Mexicano del Seguro Social muestran que el número de afiliados descendió, lo cual se interpreta como uno de los efectos colaterales de los recortes de personal en el gobierno y de la parálisis en otras áreas de la economía.

Una de esas áreas es la de la construcción, pues por razones, digamos “políticas”, se han detenido muchas obras, públicas y privadas. Los pocos empleos formales creados no compensaron la baja actividad económica.

Aunque el gobierno federal lo niegue, hay daños por sus decisiones. La enorme pérdida de empleos formales no pudo compensarla con la incorporación al IMSS de más de 400 jóvenes del programa Construyendo el Futuro”. ¿Acaso alguien del gobierno creyó que sus decisiones no tendrían efectos en la economía real?

Migración: hay que ver hacia adelante

Mucha agua ha pasado bajo el agua desde que Alejandro Encinas y Olga Sánchez Cordero convocaron a los centroamericanos a venir a México, donde recibirían visas humanitarias y casi, casi escolta para llegar a la frontera con Estados Unidos.

Las groseras reclamaciones y amenazas de Estados Unidos han forzado a una inteligente reconsideración, pues, según el doctor Francisco Garduño, flamante director del Instituto Nacional de Migración, la política migratoria será “de contención”.

Eso, obligadamente, hará que las autoridades mexicanas actúen con una firmeza no prevista y, aunque creamos que tendremos la cooperación de la ONU y de Centroamérica, en realidad solos tendremos que contener, albergar y deportar, sin reproches de conciencia.

NOTAS EN REMOLINO

Se equivocan quienes creen que la regresiva reforma electoral de Pablo Gómez no gusta en Palacio Nacional... Es tiempo de que el director del IMSS, Zoé Robledo, haga una definición fundamental: o se ocupa de fortalecer a la institución de la seguridad social mexicana o se apega a la narrativa del seguro universal... Ahora sí, el fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero, tan pulcro en escoger al fiscal para la tragedia de los normalistas de Ayotzinapa, ya enfrenta la irracionalidad de los reclamantes que estuvieron acogidos en las oficinas de Bucareli... El canciller Marcelo Ebrard confía en la cooperación de la ONU para el gran plan de desarrollo de Centroamérica. Empero, debe saber que no es gratis, que la ONU cobra mucho y, claro, en dólares... A propósito de austeridad, ¿sabe alguien que las medidas, más que austeras mezquinas, dispuestas en la Cámara de Diputados fueron aprobadas por los diputados, que son quienes mandan? Capaz que fue decisión de un cuentachiles con iniciativa... “Ooooh”, se escucha la exclamación en provincia porque algunos descubrieron que hay polleros que transportan y explotan a los migrantes. Por favor, es como si alguien les dijera que sí hay agua tibia. Los polleros, los traficantes de personas existen hace décadas, y, por cierto, cada año son peores... Algunas almas descarriadas del “pueblo bueno” hurtaron los zapatitos de bronce con los cuales, en Paseo de la Reforma se recordaba a los niños muertos en la Guardería ABC. ¡Qué poca!

JoséFonseca

Periodista Político

Café Político