Hace tres semanas, la directora general del Cenagas, Elvira Daniel Kabbaz, anunció la construcción de un nuevo ducto para llevar gas natural del golfo de México a la península de Yucatán. Además de sus funciones regulatorias, el organismo creado hace cinco años es el gestor técnico del Sistema de Transporte y Almacenamiento Nacional Integrado. Un servicio sin fines de lucro orientado a dar continuidad y confiabilidad en la asignación y utilización de la capacidad de la red desarrollada por Engie, con el gasoducto Mayakan. Esta interconexión será el primer proyecto de licitación para tuberías de transporte llevado a cabo por Cenagas en lo que va del sexenio.

La tubería comienza en Nuevo Pemex, una planta de procesamiento de gas natural (propiedad de la petrolera estatal, que es su única fuente de suministro. Pero la disminución de la producción nacional de gas natural afectó el suministro a Mayakan. En promedio, Pemex suministró entre 70 y 90 millones de pies cúbicos diarios durante el 2019, apenas lo suficiente para que CFE cubriera su demanda de electricidad. La calidad del gas suministrada por Pemex frecuentemente no cumple con los estándares, debido a las altas concentraciones de nitrógeno.

El gasoducto Mayakan, con una longitud de 780 kilómetros y una capacidad de 250 mmcfd, cumple 20 años de operación; la Comisión Federal de Electricidad tiene 97%, mientras que otros comerciantes de gas natural poseen 3% restante. Una inversión de 25 millones de dólares, que ya habría autorizado la Secretaría de Hacienda, haría posible la interconexión Sistrangas-Mayakan, con un ducto que recorrería 17 kilómetros, en territorio chiapaneco, con una capacidad de 1,000 mmcfd que —de cumplirse con las proyecciones de las autoridades del sector energético— comenzaría a funcionar durante el segundo semestre del 2020.

Cenagas tendrá una nueva ruta de transporte, creando una nueva capacidad que fluye desde la tubería 48 hasta el inicio de Mayakan. Esta ruta debe pasar por un proceso de temporada abierta.

La funcionalidad de la interconexión estaría a expensas de la finalización y la operación completa de los ajustes a la estación de compresión Cempoala, que permitirán que el gas fluya del norte al sur del golfo de México, y luego a la península de Yucatán. Este proyecto estaría listo en el primer semestre del 2020. La segunda etapa de reconfiguración de la estación está en marcha y quedará concluida en el primer trimestre del próximo año.

Ese proyecto estratégico, junto con la conexión en el Istmo de Tehuantepec son las prioridades para el 2020. Cenagas y los responsables del Corredor Interoceánico Istmo de Tehuantepec trabajan coordinadamente para garantizar el suministro de gas natural para 10 parques industriales, que se tiene previsto instalar, y con los gobiernos estatales para el éxito del proyecto.

La reconducción de la política energética es producto de las negociaciones entre los industriales del ramo y las directivas de las empresas productivas del Estado mexicano. La CFE y las transportadoras de gas natural amagaron con una disputa jurídica, pero finalmente lograron acuerdos benéficos. Fermaca, de Fernando Calvillo y Manuel Calvillo, fue la firma más renuente, pero ha mantenido su compromiso para conectarse a la red global.

Por su parte, la filial de infraestructura Grupo México realizará una inversión de 250 millones de dólares para construir el Parque Eólico Fenicias en Nuevo León. Este proyecto será desarrollado por Invenergy, la empresa independiente de energía renovable más grande de Norteamérica.

El proyecto, que suministrará energía limpia a diversas industrias, contará con una capacidad de producción de 168 megawatts de energía eólica, generando al año más de 680,000 megawatts-hora; interconectándose con el Sistema Eléctrico Nacional mediante la construcción de una línea de transmisión de más de 60 kilómetros en la zona de Reynosa, en Tamaulipas.

La operación comercial de este parque eólico comenzará a inicios del 2021 y generará más de 500 empleos directos y apoyará el desarrollo económico de la región. Con el proyecto Fenicias, Grupo México Infraestructura incrementará su capacidad de generación eléctrica a casi 800 megawatts, convirtiéndose en uno de los principales generadores de energía del país.

Efectos secundarios

GLOBALES. La educación es la principal herramienta para combatir el cambio climático. Italia y México quieren poner el ejemplo: en la COP25, en Madrid, representantes de ambos gobiernos exhortaron a otros países a hacer obligatoria la educación ambiental para las nuevas generaciones y propusieron la próxima celebración del Día de la Tierra —que en abril del próximo año celebrará su cincuentenario— para reconocer la centralidad de la educación climática y ambiental, con la idea de conformar una masa crítica de países comprometidos con la agenda de educación ambiental y climática, que deberá estar conformada para la COP26, que tendrá lugar en Glasgow, Reino Unido, en noviembre.

Alberto Aguirre

Periodista

Signos vitales

Periodista y columnista de El Economista, autor de Doña Perpetua: el poder y la opulencia de Elba Esther Gordillo. Elba Esther Gordillo contra la SEP.