No hay “letra chiquita”, en el nuevo Régimen de Confianza, asegura la jefa del Servicio de Administración Tributaria (SAT), Raquel Buenrostro.

El gobierno ha puesto sobre la mesa una “oferta irresistible” a los legisladores que tendrán que aprobarlo o no (lo más seguro es que si lo aprueben) y, a los contribuyentes.

Estos últimos, en lugar de pagar el 35% del Impuesto Sobre la Renta (ISR) podrían pagar sólo entre 1 y 2.5%. El universo de contribuyentes que se verían beneficiados es superior al 80% del total de las personas físicas.

Suena increíble, pero es una realidad. Esto implica además que los contribuyentes  podrían prescindir de las facturas para buscar deducciones y hasta olvidarse del pago a sus contadores para que les hagan la declaración de sus impuestos.

Se trata de una oferta que busca simplificar el pago de impuestos. Está pensado para que no caiga la recaudación, por el contrario; y al mismo tiempo para que tampoco pierdan los contribuyentes.

Es una apuesta ganar-ganar para el SAT y para los contribuyentes. En todo caso, los que perderán serán los contadores públicos y las factureras. Y el único truco que tiene es que será tan atractivo que incentivará a quienes están en la economía informal a regularizarse.

Y en la medida en que aumente el número de contribuyentes que cumplen con sus obligaciones, en esa medida aumentará la recaudación fiscal.

El nuevo Régimen de Confianza sustituye al todavía vigente Régimen General que prevé muchas deducciones y es muy complejo.

Es tan complicado que muchos contribuyentes buscan realizar deducciones a toda costa y hasta promueven la existencia de las “factureras” y otros, de plano, prefieren permanecer en la economía informal.

Con este régimen los únicos que ganan son los contadores y las empresas factureras.

Y pierden los contribuyentes porque tienen que pagar a los contadores para que les lleven su contabilidad y las factureras que les venden las facturas y que ahora están tipificadas como delincuencia organizada.

Y en el extremo, hay quienes ganan poco, no les alcanza para pagarle a un contador, prefieren no pagar impuestos y al SAT le sale caro pretender cobrarles, por eso mejor permanecen en la economía informal.

Por eso, el SAT realizó un análisis comparativo de indicadores y deducciones y, en promedio a un segmento amplio de la población, que tiene cierto nivel de ingresos y paga el Impuesto Sobre la Renta y, considerando ciertas deducciones, se obtuvo el rango de lo que pagan. El promedio es de entre 1 y 2.5%.

En consecuencia el SAT considera que es más fácil que ese segmento de la población multiplique sus ingresos por el 1% ó 2.5% y que eso sea lo que paguen de impuestos, pero ya sin que puedan realizar deducciones.

De acuerdo con el cálculo del órgano recaudador, las personas físicas que tienen ingresos menores a 3.5 millones de pesos que actualmente se ubican en 4 regímenes de incorporación fiscal: arrendamiento, personas físicas con actividad empresarial y actividades agrícolas, ganaderas, silvícolas y pesqueras (Agapes).

Este conjunto de contribuyentes representan 82% de personas físicas y podrán inscribirse en el nuevo Régimen de Confianza.

Por otra parte están los pequeños empresarios que tienen ingresos inferiores a los 35 millones de pesos recibirán un importante flujo de recursos porque ahora podrán pagar sus impuestos por lo que registran en sus cuentas financieras.Tendrán en consecuencia, la liquidez que por ahora capturan las cadenas de producción y proveedores que les pagan en promedio entre 3 y 6 meses.Aunque pagarán la misma tasa del 35% pagarán sólo sobre lo que realmente ingresa a sus cuentas.

Con estas medidas, de acuerdo con las corridas del SAT, podría crecer entre 15 y 30% en los primeros tres años de aplicación del Régimen de Confianza el número de contribuyentes.

El primer año podrán realizarse declaraciones mensuales optativas y a partir del segundo año será obligatorio y pre cargado con base a nuevas aplicaciones que lanzará el SAT, entre ellas la factura móvil, con la que todas las empresas podrán generar sus facturas sin tener que pagar a empresas para que se las hagan.

Atisbos

CAPTURA.- Fue aprehendido Alejandro Del Valle quien fuera el presidente del Consejo de Administración de Interjet. Está acusado de fraude fiscal. Miguel Alemán Magnani sigue prófugo de la justicia y continúa sin pagar su adeudo fiscal.

marcomaresg@gmail.com

Marco A. Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.

Lee más de este autor