“Nacer pobre no es tu culpa, morir pobre sí lo es”.

 – Bill Gates (Fundador y CFO de Microsoft)

Desigualdad de riqueza cada vez mayor

La desigualdad de riqueza es un fenómeno mundial. En México, de acuerdo con las cifras de Oxfam (Confederación Internacional de 19 organizaciones no gubernamentales que realizan labores humanitarias en 90 países), 1.0% de la población más rica, tiene más de ocho veces (800%) la cantidad de toda la riqueza de los 62 millones de personas en situación de pobreza por ingresos. Con un total de 126 millones de habitantes en México, significa que casi la mitad (50%) tienen esta situación de pobreza. La desigualdad consiste en el reparto no proporcional de riqueza y rentas económicas entre miembros de una comunidad. La desigualdad económica tiene varias causas, entre ellas la variación de salario (asociado al mercado laboral), crecimiento tecnológico, género, y de manera especial ¡EDUCACIÓN FINANCIERA! La desigualdad también aumenta con el aumento de riqueza de los más “financieramente educados”, propiciando un círculo vicioso creciente. Mientras un número muy reducido de personas en México (cuatro de cada 1,000) invierten en Bolsa como DUEÑOS DE EMPRESAS y ven crecer su patrimonio, el resto (gran mayoría) ve disminuir su poder adquisitivo en alternativas poco atractivas. Desde 1980, la desigualdad ha aumentado en todos los países del mundo. Existen tres tipos de desigualdad económica: de ingreso, de salario y de riqueza. ¡Felicidades por formar parte de los que crean patrimonio!

Los Walton y otros empresarios en Bolsa

La historia de los Walton (Walmart) y otras familias de gran patrimonio del mundo, ilustra perfectamente los beneficios en el tiempo de una “mejor educación financiera”. Este año, la pandemia del Covid-19 canceló la tradicional “Celebración de Asociados” que cada verano celebra Walmart en la Bud Walton Arena (hogar del equipo de baloncesto de Arkansas Razorbacks) con la presencia de varios de los integrantes de los herederos de Sam Walton, la familia más rica del mundo. Pero la pandemia no deterioró el crecimiento de su fortuna. Los Walton agregaron $25,000 mdd en el último año para acumular un estimado de $215,000 mdd. No es un caso aislado, los mayores creadores de patrimonio a nivel mundial han seguido viendo crecer su bienestar en medio de la pandemia. ¿La Fórmula? Inversión Bursátil (Dueños de Empresas). La concentración de ganancias que refleja la clasificación de multimillonarios individuales, donde Jeff Bezos (nuestro socio en Amazon), se aleja del resto en los últimos años. Estas fortunas descomunales crecen pese al impacto de la pandemia y las protestas de “Black Lives Matter” por desigualdad racial. La manera en que el patrimonio en Bolsa ha logrado superar caídas de mercado y volatilidad en esta y muchas crisis históricas demuestran el impacto duradero de ese tipo de planificación anticipada (Empresario en Bolsa). En 1953, una década antes de abrir el primer Walmart, Sam Walton puso sus activos en una sociedad y le dio una participación de 20% a cada uno de sus cuatro hijos, dejando el resto para él y su esposa. "La mejor manera de reducir el pago de impuestos patrimoniales es distribuir activos (acciones) antes de que se aprecien", explicó en su autobiografía. Como hemos comentado antes, la creación de patrimonio no es un fin, es un medio para un mejor balance de vida, evitar muchas preocupaciones, y ¡para ayudar a nuestras siguientes generaciones!

*Carlos Ponce B. es Socio Fundador de SNX Constructores de Patrimonio 

cponce@snxsinexcusas.com