Sin embargo, en última instancia, el organismo financiero internacional sólo podría ordenar un pago justo, más no la devolución de la empresa a sus dueños originales.

Monaca representa 10% de las ventas de Gruma.

Hugo Chávez, presidente de Venezuela, decretó la expropiación de Monaca, subsidiaria de la empresa mexicana, domiciliada en España, y sus acciones en el mercado mexicano cayeron 6.58 por ciento.

Nos tomó por sorpresa la decisión del gobierno venezolano de decretar la adquisición forzosa de Monaca, subsidiaria de Maseca, declaró Raúl Pérez Cano, director corporativo de planeación y finanzas.

La decisión la tomó el gobierno venezolano por razones políticas y al margen del comportamiento presuntamente dudoso o fraudulento de un exaccionista minoritario de Monaca, declaró el ejecutivo.

Roberto González Barrera, presidente de Gruma, hasta hace poco -incluso después de la expropiación de la que fue objeto una de las subsidiarias de la empresa de Lorenzo Zambrano-, presumía ser muy amigo de Hugo Chávez e incluso, decía que al estar radicada en España, la subsidiaria Monaca estaba de alguna forma protegida por el Tratado entre España y Venezuela para la Promoción y Protección Recíproca de Inversiones.

Sin embargo, a pesar de la amistad y del Tratado, Gruma y su subsidiaria Monaca no liberaron la oleada expropiatoria chavista.

En Gruma no pierden la actitud conciliatoria, y afirman que quieren llegar a una negociación razonable. Al estar radicada en España, la empresa Monaca de Gruma está amparada por la ley española y del gobierno mexicano, sólo puede esperar una atitud expectante, y así ha sido.

Acuerdan evitar escisión en Conar

Ante el inminente proceso electoral para relevar al Presidente del Consejo Nacional de Autorregulación y Ética Publicitaria (Conar), los contendientes que disputan el cargo firmaron un acuerdo de unidad: Delia Altamirano de la empresa Pepsico y Mauricio Soriano de Casa Domeq.

Se comprometieron a trabajar por la unidad y consolidación de la Conar y a respetar los resultados de las votaciones que se llevarán a cabo el próximo jueves 20 de mayo. En pocas palabras, a lo que se comprometen es a respetar el voto de las 47 empresas integrantes de Conar, y el resultado de la elección. Pero sobre todo, se comprometen a evitar la escisión de la Conar.

O sea que implícitamente anticipan que ninguna de las organizaciones que representan, se saldrá de la Conar aun cuando pierdan la votación.

El mecanismo, frecuentemente utilizado en el ámbito político, para evitar el desquebrajamiento de las organizaciones, ahora se replica en una organización del sector privado, que ha ganado terreno como interlocutora bajo el liderazgo de Raúl Rodríguez Márquez, quién será relevado.

El pacto de unidad se firmó en una reu­nión ejecutiva del Conar, integrada por Raúl Rodríguez, Gunther Saupe, José Luis Barros, Benjamín Buzali, María Elena Sánchez, Jorge Pasquel y Alfredo Weitzner.

Altamirano y Soriano además prometieron que el que gane mantendrá una política incluyente y solidaria con el candidato perdedor.

La verdad es que se trata de una estrategia política muy inteligente de parte del líder saliente de la Conar. Y es que garantiza la unidad de la organización.

Al mismo tiempo, envía el mensaje de que el adversario de la Conar no está al interior de ésta, sino afuera.

La Conar, desde el punto de vista de Raúl Rodríguez, está para frenar los intentos externos por coartar la libertad de expresión comercial; los que quieren restringir la publicidad, a los medios y a los anunciantes.

El compromiso entre los candidatos por la presidencia de Conar fue firmado, ahora habrá que ver si realmente lo cumplen.

CUENTOS VERAS

La fusión no autorizada por la comisión antimonopolios de Ferromex y Ferrosur genera aproximadamente 10% del EBITDA de Grupo México, 90% restante lo genera la explotación de cobre.

En días pasados, un tribunal federal aprobó la adquisición de Ferrosur por parte de Grupo México, pero la CFC todavía puede apelar.

La Expo Bicentenario de Guanajuato, entidad que gobierna Juan Manuel Oliva, tuvo un costo de 1,000 millones de pesos, aunque la derrama que esperan tener es de 4,000 millones.