Ni Palacio Nacional ni la jefa de Gobierno de CDMX Claudia Sheinbaum dirán que el diagnóstico de lo que pasó en las elecciones fue cometer un pecado imperdonable en cualquier político: creyeron en sus narrativas propagandísticas.

Esa es la razón por la que la señora Sheinbaum no cayó en la celada tendida por Hugo López-Gatell al cambiarle el semáforo epidemiológico de la capital de verde amarilla y claridosamente declaró: “Ya no es opción cerrar actividades”.

Sabe el equipo de la señora Sheinbaum del valor del respaldo presidencial, pero también que aumentaron sus enemigos y que el inquilino de Palacio Nacional gusta ver reñir a los suyos, para calarlos. Optan pues por la real politik, decididos a evitar otro descalabro.

Senado y su voluntad de complacer

El líder de los senadores morenistas Ricardo Monreal ha esbozado lo que sería la iniciativa de reforma electoral que discutirían y, obviamente, aprobarían cuando el jurídico de Presidencia diera su visto bueno.

Los detalles hechos públicos: “sustitución de consejeros, austeridad, la urna electrónica y regular el apego a la legalidad”, suenan muy bien retóricamente, porque se usa el lenguaje que complace a Palacio.

Imposible evitar que las bancadas del Partido Oficial se aparten de la línea oficial, pero si se espera al menos un diálogo para impedir que el afán de quedar bien lleve a una reforma que dañe un sistema electoral construido con tanto esfuerzo.

Legisladores: no los hacen como antes

Sin idealizar el pasado, uno está obligado a repetir lo dicho por una inteligentísima amiga: “ya no los hacen como antes”, al hablar de los actuales senadores y diputados que, como nunca, son irresponsables a la hora de legislar.

Antes, al menos, las iniciativas eran revisadas por experimentados juristas y evitaban contradecir otras leyes o a la misma Constitución. Todos, Ejecutivo y líderes del Congreso aceptaban la pulcritud legal, pues les ahorraba lucir como ineptos.

En la Suprema Corte, el ministro Alberto Pérez Dayan, al votar contra un artículo de la extinción de dominio recriminó “atreverse a legislar en una ley secundaria algo que contradice de manera abierta el texto constitucional”. Tristemente, ni en el Congreso ni en Palacio hubo siquiera alguien que se ruborizara.

NOTAS EN REMOLINO

En afanoso control de daños, el Gobierno de la República cerró toda comunicación para informar sobre el desabasto de medicamentos o sobre le suficiencia de vacunas, las cuales, dicen. ahora son del resorte de Rosa Isela Rodríguez, por aquello de la Protección Civil… Las entrevistas del Secretario de Estado del Vaticano Pietro Parolini con el Presidente López Obrador y otros funcionarios, seguro tocarán el tema del agobio de Aguilillas, luego del llamado de auxilio del Arzobispo de Morelia Carlos Garfias… Rápida reacción del Gobierno a las escenas de larguísimas filas de ancianos en Paseo de la Reforma en espera de sus tarjetas de Bienestar. De la ayudantía presidencial a delegada de Bienestar en CDMX mandan a Estefany Correa…  Si autorizan a la morenista electa gobernadora de Tlaxcala Lorena Cuéllar, podría hacer lo que hizo un izquierdista como su paisano Emilio Sánchez Piedras cuando era gobernador para atraer inversión privada. Dejaría atrás a Puebla… 

José Fonseca

Periodista Político

Café Político

Lee más de este autor