Este jueves y viernes los representantes de los gobiernos de México, Estados Unidos y Canadá tendrán una reunión virtual y todo indica que podría ser una cumbre ríspida.

Y es que la United States Trade Representative (USTR),  la agencia del gobierno de los Estados Unidos responsable de recomendar y desarrollar una política comercial para el Presidente de los Estados Unidos, está siendo fuertemente presionada por legisladores muy influyentes para que endurezca su posición frente a México y Canadá.

Las acusaciones son muy concretas. Acusan de incumplimientos a México y piden que su gobierno haga respetar los intereses de su país en el contexto del acuerdo trilateral de comercio.

Son varios y en diversos temas, los reclamos.

Destaca la preocupación por las políticas y acciones que ha tomado recientemente la Secretaría de Energía y por la iniciativa de Reforma Eléctrica del gobierno mexicano, que desde su juicio, de ser aprobada en los términos planteados, bloquearía arbitrariamente a los inversionistas estadounidenses.

En la víspera, senadores norteamericanos de los partidos Demócrata y Republicano enviaron una carta dirigida a Katherine Tai, representante Comercial del gobierno de Estados Unidos, en la que exigieron a la funcionaria que aplique los recursos legales que establece el T-MEC para hacer cumplir sus capítulos y hacer respetar los intereses de su país.

La carta la firman Ron Wyden, presidente del Comité de Finanzas del Senado de Estados Unidos, y Mike Crapo, integrante del mismo comité.

Por otra parte, Kevin Brady, miembro de rango del Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, dirigió una carta a Katherine Tai, representante Comercial de ese país, en la que exigió a la funcionaria hacer respetar los términos del T-MEC.

Hay que destacar que Jayme White, subrepresentante Comercial del gobierno de Estados Unidos trabajaba hasta hace unos meses para el senador demócrata Wyden.

El equipo mexicano lo encabezará Luz María de la Mora Sánchez, subsecretaria de Comercio Exterior, de la Secretaría de Economía, quien tiene amplia experiencia.

Brady fue mucho más específico y directo en sus acusaciones.

Advirtió que la reforma eléctrica retrasaría significativamente la transformación del mercado eléctrico de México en un “sistema confiable, financieramente sólido y bajo en carbono”.

Señaló que el gobierno de México ha cancelado 1,866 permisos de importación y exportación de combustibles al sector privado, lo que ha bloqueado los esfuerzos de las empresas norteamericanas de “expandir una red de distribución” en el mercado mexicano, así como la importación de combustibles de refinerías estadounidenses, con altos estándares de seguridad y calidad.Los senadores de los partidos Demócrata y Republicano fueron mucho más amplios en sus comentarios.

Entre los incumplimientos por parte de México al T-MEC destacan retrasos en la aplicación de la reforma laboral, obstáculos al comercio de productos biotecnológicos, rezagos a la autorización de productos farmacéuticos, así como la suspensión de permisos de importación de hidrocarburos a más de 80 empresas de energía.

En el caso de que el subrepresentante comercial White incluya en las conversaciones con su contraparte mexicana todos estos reclamos, sin duda, la relación bilateral podría comenzar a tener una mayor tensión.

Hay que recordar que en días pasados, el gobierno mexicano solicitó un panel de solución de controversias en el contexto del T-MEC por el tema de reglas de origen en la industria automotriz.

Además todavía falta ver si se aplica la decisión del gobierno de Joe Biden para conceder estímulos fiscales a los consumidores que adquieran autos eléctricos hechos en EU.

La manzana de la discordia que probablemente tendrá mayores dificultades, es la relacionada con el tema energético.

En México, han comenzado los preparativos para la discusión en parlamento abierto de la iniciativa. Las dependencias gubernamentales intensificaron su defensa tanto a las políticas adoptadas en materia energética como a la reforma que viene.

El gobierno mexicano ha dicho que es una política energética soberana y en EU empresarios y legisladores aseguran que va en contra del acuerdo comercial trilateral. Veremos.

marcomaresg@gmail.com

Marco A. Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.

Lee más de este autor