En el 2020, 53% de la ciudadanía piensa que ha aumentado la corrupción, de acuerdo con una encuesta de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) y el periódico Reforma (12.03.20). Para 23% sigue igual y sólo para 22% ha disminuido.

Y 62% considera que en los próximos 12 meses la corrupción va a crecer (43%) y seguirá igual (19%) contra 31% que estima va a disminuir. En el 2019 pensaba que iba a disminuir 52 por ciento. La incredulidad ciudadana crece.

El 90% de los encuestados piensa que con mucha frecuencia y con frecuencia se llevan actos de corrupción en el país. En el primer caso 47% y en el segundo 43 por ciento.

Para 39%, la principal causa de la corrupción es la impunidad, para 32% los gobiernos anteriores y para 22% la pobreza y la desigualdad. El presidente insiste en que la única causa son los gobiernos anteriores. No es lo que piensan los encuestados.

En el 2019, 64% pensaba que el presidente era honrado y en el 2020 ya sólo 50 por ciento. El año pasado, 22% consideraba que era corrupto y un año después 38 por ciento. Las caídas porcentuales son significativas.

Para el 2020, los gobernadores y la jefa de Gobierno son valorados como corruptos por 57% y como honestos sólo por 26 por ciento. Y en el caso de los presidentes municipales, a 61% se les considera corruptos y a 25% honrados. En el 2019, los números son iguales.

La ciudadanía establece una relación directa entre la corrupción y su situación personal. El 69% piensa que si no hubiera corrupción sus ingresos serían mayores.

Y 59% considera que la corrupción de los gobernantes y políticos afecta mucho la seguridad pública y la protección de la familia; para 51% que afecta mucho los servicios públicos que reciben y para 45% que afecta mucho en los trámites que debe realizar.

Para 57% de los encuestados, “hay temas más urgentes en México que combatir la corrupción” y 51%, contra 44%, piensa que “si el presidente es honesto, ya no habrá corrupción en el gobierno”.

El 77% de los encuestados considera que en la lucha contra la corrupción es muy importante que se conozcan públicamente las empresas o negocios que tienen los gobernantes y políticos. Y para 75% que también debe ser un dato público las empresas y los negocios de los familiares y amigos de éstos.

El tema central de la campaña del candidato López Obrador fue la lucha contra la corrupción. Prometió que al sólo llegar a Palacio Nacional ésta se terminaría.

La corrupción sigue siendo un tema central de sus discursos ya como presidente, pero todo indica que ese mensaje no permea en la ciudadanía. Cada vez es menos creíble.

Y las encuestas señalan que día con día crece la idea de que el gobierno ha fracasado en esa lucha contra la corrupción y son cada vez más los ciudadanos que dudan de la honradez del presidente.

Twitter: @RubenAguilar

Rubén Aguilar

Asesor Político

Convicciones

Licenciado en filosofía, maestro en sociología y doctor en ciencias sociales por la Universidad Iberoamericana (Campus Santa Fe, México). Tiene estudios de comunicación en el ITESO (Guadalajara, Jalisco) y de desarrollo institucional en el INODEP (París, Francia). De 1966 a 1979 estuvo en la Compañía de Jesús.