La producción y distribución de medicamentos en México cruza por un terreno nebuloso.

Hay incertidumbre e inconformidad entre los industriales farmacéuticos del país por los cambios que realiza el gobierno mexicano.

Se observan justo en el momento en el que el mundo y México están siendo azotados por la pandemia del Covid-19.

En aras de acabar con la corrupción en la industria farmacéutica se están tomando decisiones que están sacudiendo a todo el sector.

Se ha puesto en riesgo —dicen— el abasto de medicamentos y por consecuencia, la salud de millones de mexicanos.

El tablero y las reglas del juego sobre las que venían operando los distintos eslabones de la cadena productiva han sido sacudidos, sin una estrategia y una ruta clara que defina el cambio.

De acuerdo con la perspectiva de distintos protagonistas de la industria se avanza hacia un nudo difícil de deshacer.

Compras ineficientes, adjudicaciones directas, opacidad, sobreprecios, desabasto, apertura indiscriminada y la intención de crear una mega distribuidora estatal.

Hasta ahora, se ha registrado ya el divorcio forzado al que obligó el gobierno a las distribuidoras de los laboratorios.

La acusación general de corruptos a los laboratorios farmacéuticos.

La fallida modificación del esquema de compras consolidado.

La modificación de la Ley de Adquisiciones para adquirir medicamentos en el mercado internacional, sin licitación y bajo la intermediación de organismos internacionales.

Y, la decisión de crear una distribuidora estatal.

Frente a la amenaza de la apertura y exclusión de los fabricantes nacionales, todas las organizaciones gremiales levantaron la voz.

La Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica (Canifarma), la Asociación Mexicana de Industrias de Investigación Farmacéutica (AMIIF), la Asociación Nacional de Fabricantes de Medicamentos y la Asociación Mexicana de Laboratorios Farmacéuticos (Amelaf).   Pidieron al Jefe del Ejecutivo que sustente sus acusaciones de corrupción y se diriman las responsabilidades y sanciones correspondientes. Desmintieron ser una industria monopólica; compiten y cuentan con 250 plantas y 600,000 trabajadores.

Acusaron que el desabasto se explica por la falta de planeación y transparencia en las compras del gobierno.

Las compras discrecionales en el extranjero no resuelven el problema de abasto y dañará a la industria mexicana

A pesar de que en el último minuto, sí se incluyó a los laboratorios mexicanos en las próximas licitaciones que se realizarán bajo la supervisión de la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS), los industriales farmacéuticos se preparan para librar una batalla legal en tribunales y evitar que la política de abasto público de medicamentos se realice de manera masiva en el extranjero.

El problema de origen es que se ha pretendido señalar un problema de desabasto de medicamentos, cuando en realidad se trata de un problema de compras ineficientes por parte del gobierno.

El vicepresidente del Instituto Farmacéutico de México (Inefam), Enrique Martínez, afirma que cerca del 90% de las compras de fármacos en el primer semestre del año en curso se ha hecho mediante adjudicaciones directas.

Recuerda que en la primera licitación de este gobierno en diciembre del 2019, se licitaron apenas el 30% de las claves de medicamentos que concursó.

Se están realizando compras desordenadas, sobre precios, menor cobertura y mayor presupuesto gubernamental. Se está comprando de manera ineficiente.

Para el experto en el tema de la distribución de medicamentos, Rubén Hernández González, crear una red de distribución para cubrir la logísitca en más de 2,000 lugares de entrega en todo el país, implica un reto importante.

La apuesta del gobierno por cambiar todo el sistema de abasto de medicamentos en México, es un desafío. Están en riesgo la salud y la industria farmacéutica mexicanas. Al tiempo.

Atisbos

LISTA.- La empresa Caabsa se declara lista para reiniciar las obras del tramo tres del tren interurbano México-Toluca.

Marco A. Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.