La carne de cerdo es el cárnico de mayor producción mundial, con 113 millones de toneladas (mdt) en el 2018; le siguen en importancia la carne de pollo, con 95.6 mdt, y la carne de bovino, con 62.9 mdt

Debido a su precio accesible y la creciente confianza de los consumidores, este tipo de carne seguirá siendo importante en las dietas en el mundo occidental y cada vez más en Asia.

En la década reciente, la producción mundial creció a una tasa promedio anual de 1.4 por ciento. De acuerdo con el USDA, en el 2019 mantendrá ese ritmo de crecimiento, para ubicarse en un máximo histórico de 114.6 mdt.

El incremento en la oferta mundial sería resultado de mayor producción en China, Estados Unidos (EU), Rusia y Brasil, principalmente.

En el 2018, China participó con 47.9% de la oferta mundial, seguido por la Unión Europea (UE) con 21.3% y EU con 10.6 por ciento.

Por otra parte, el USDA proyecta que el consumo mundial crezca 1.6% este año, por lo que se ubicaría en un nivel récord de 114.2 mdt. Los tres principales productores son también los más importantes consumidores: China con 49.6% del total mundial; UE con 18.7%, y EU con 8.7 por ciento.

Según la FAO, el consumo per cápita mundial anual de carne de cerdo en el 2018 fue de 12.3 kg de carne en canal, más que el de la carne de res (6.5 kg) y menor que el de la de pollo (14.2 kg).

Mayor producción se reflejaría en un crecimiento del comercio mundial en el 2019. El USDA prevé que las exportaciones totales crezcan 3.0%, para ubicarse en un récord de 8.8 mdt. Este volumen, como proporción de la producción mundial, se ubicaría en el nivel más alto del que se tiene registro, de 7.7 por ciento.

La UE participó con 35.7% de las exportaciones totales en el 2018, seguida por EU con 31.8% y Canadá con 15.8 por ciento. El bloque europeo destinó al mercado externo 12.7% de su producción, principalmente con destino a China y Japón. Por su parte, EU exportó 22.7% de su producción, principalmente a Japón y México, mientras que Canadá exportó 68.9% de su producción, mayoritariamente a EU, China y Japón.

China es importador neto de este producto por un volumen equivalente a 2.8% de su consumo. En el 2018, participó con 21.6% de las importaciones mundiales. Otros importadores cuya producción es insuficiente para abastecer su consumo interno, son Japón y México, que participaron con 18.6 y 14.5% de las importaciones totales en el 2018, respectivamente.

Un factor que podría limitar el desempeño positivo de la producción mundial y el comercio internacional de carne de cerdo este año es la contingencia sanitaria de la peste porcina africana, que afecta a algunos países de África, Asia y Europa del Este. Ésta podría tener impactos negativos en algunas regiones productoras, así como restringir el comercio por los controles de riesgos para disminuir la propagación de la enfermedad.

*Darío Gaucín es subdirector de Análisis del Sector en FIRA. La opinión es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]