Hola, ¿qué tal?, gusto en saludarte. Hagámoslo deseándote los buenos días, buenas tardes o buenas noches según sea el caso, para así arrancar en tiempos electorales. El primer debate entre candidatos nos pone ya de lleno en modo de fijar criterios respecto de ellos y en el proceso el candidato que resulte electo tendrá que interactuar en un mundo lleno de retos internos y externos

La democracia te da siempre la capacidad de elegir; a final del día la ley pañal en términos democráticos dice que los políticos, al igual que los pañales, deben ser cambiados periódicamente por las mismas razones.

Los procesos electorales tienen una influencia directa con los mercados y la volatilidad de los mismos en reciprocidad a los planteamientos económicos y sociales que se vayan ventilando.

Diremos que el tipo de cambio y los mercados financieros tienden a ser volátiles; es muy notorio que los participantes aplican primas de riesgo político independientemente de que al final del día se haga una transición eficiente. México es un país solido, y un país mas grande que todos los candidatos juntos, aun así, para esto de los mercados siempre hay incrementos en la volatilidad y eso debe ser administrado eficientemente. Los márgenes de las industrias no están para ser lastimados por factores externos de esta naturaleza, y para cerrar esta introducción digamos que hay que estar atentos.

La conducción política de nuestro querido México es importante porque tiene que administrar una relación multifacética con la aún economía más grande del planeta, y digo aún porque tiene sus días contados, y no sólo eso, resulta que la economía más grande del planeta es un socio comercial que quiere reestructurar dicha sociedad.

La Casa Blanca ha puesto la presión en la negociación del tratado de libre comercio, pero sin duda México ha manejado los tiempos, es de todos sabido que el TLCAN que proponen desde la Casa Blanca no es aceptable para México y sería mejor no tener dicho acuerdo en operación; sin embargo, los norteamericanos tienen muchos frentes de disputa abiertos en simultáneo y la amenaza más grande a su dominio geopolítico está respondiendo frontalmente.

China tiene un plan estructurado para dominar la escena mundial en todos los frentes y tiene una agenda fechada para lograrlo. El presidente Xi Jinping está en control absoluto; en efecto, es el nuevo emperador, la dinastía Xi arranca y los norteamericanos no tienen cómo detenerlo, tal vez sólo contenerlo.

Como bien sabes, norteamericanos y chinos están engarzados en una confrontación comercial, el intercambio de bienes está siendo usado como rehén de la agenda geopolítica de estas naciones. Los norteamericanos no quieren perder el dominio en la vanguardia de tecnologías de punta, que a final del día es el fondo de la presente disputa comercial.

Digamos pues para terminar este capítulo que los norteamericanos no pueden enfrentar comercialmente a los chinos solos, y que en virtud de ello, el TLCAN debe ser modernizado en escala favorable para México. Nuestros negociadores tienen los tiempos, y tienen una ventaja estratégica que es resultante de la presente pugna comercial con los chinos, seguramente lo saben y antes de que llegue la nueva administración a Los Pinos, este tratado comercial debe estar planchado. La volatilidad cambiara va a tener una liga directa con lo anterior en los días a venir. Mídele bien el agua a los camotes.

Para despedirnos, digamos a modo de cierre que los commodities agrícolas están en un momento muy crítico, y es crucial tener una clara estrategia de administración de riesgos, para citar un ejemplo, producto de la pugna comercial entre China y EU.

Destaquemos una medida que impone China a la importación de sorgo norteamericano, China dicta la ejecución de un depósito preventivo equivalente a 168.7% sobre el precio del sorgo para poderle dar entrada en fronteras chinas, esto no es un arancel aún, es simplemente un depósito que el comercializador debe enviar al Tesoro chino si quiere vender sorgo norteamericano. La medida entró en vigor la semana pasada y así de rápido, más de 1 millón de toneladas de sorgo que estaban en tránsito a China tienen que cambiar de destino, pues el depósito es más allá de oneroso. De momento hay compradores que sin duda van a cazar en zoológico, pues esos embarques deben encontrar un destino, y como lo dijo Porfirio Díaz, México está muy lejos de Dios y muy cerca de los norteamericanos.

China llega a comprar hasta 6 millones de toneladas de sorgo norteamericano al año. Este sorgo seguramente buscará destino y México está muy cerca.

Nuestros ciclos agrícolas en Tamaulipas pueden sentir el efecto en las bases o primas. Digamos que los americanos se preparan a sembrar, y las cosas están lentas en el arranque, el invierno no se va y las labores de campo están detenidas en los estados claves del midwest. Las planicies trigueras están muy secas, Texas, Kansas y Oklahoma la están pasando mal, y como todo ciclo agrícola en proceso, primero pegamos y luego preguntamos. No olvides que venimos de un ciclo agrícola sudamericano muy parchado: Argentina, por su parte, con una sequía agónica y una caída productiva histórica, por su parte Brasil está a todo galope con una cosecha más que récord, los brasileños dicen que Dios viste la verde amarilla y este año nomás les falta ganar el Mundial.

*A&A

aochoa@rjobrien.com