Este 10 de enero del 2021 quedará inscrito como el día en el que se inauguró simbólicamente una de las obras emblemáticas del gobierno de la cuarta transformación, sin que se haya concluido su construcción y sin que inicie operaciones formalmente.

Este día, el presidente de México tomó un avión desde el actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), para viajar a lo que será el nuevo aeropuerto Felipe Ángeles, a unos cuantos kilómetros de distancia y a unos cuantos minutos de vuelo. A propósito del Día de la Fuerza Aérea Mexicana, el Jefe del Ejecutivo, acompañado por altos funcionarios de su gobierno, gobernadores y representantes de otros poderes de la Nación, realizó este vuelo.

Con ello inauguró las pistas y base aérea militar del complejo de Santa Lucía. Además del avión militar en el que voló el presidente de México, aterrizaron tres vuelos comerciales, sin pasajeros.

Y lo hicieron luego de haber sobrevolado entre dos y tres horas para lograr el objetivo de aterrizar en el momento pre establecido para el momento considerado por los representantes gubernamentales, como histórico.

Se trató de una especie de espectáculo con el que se buscó dar la impresión de que se logró construir un aeropuerto en tiempo récord y con un presupuesto muy inferior al que se hubiera realizado en el cancelado Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que se trata del aeropuerto más importante que se está construyendo en el mundo.

Y reiteró la cifra que ha repetido en innumerables ocasiones: 230,000 millones de pesos en ahorros, respecto al proyecto peñista, cancelado.

El aeropuerto Felipe Ángeles incluidas las vialidades de conexión terrestre con el AICM tendrá un costo estimado de 82,136 millones de pesos y atenderá a 19.5 millones de pasajeros. Sin embargo, habrá que agregar el costo de la cancelación del NAICM. El aeropuerto Felipe Ángeles, de acuerdo con versiones periodísticas, para las operaciones de aterrizaje que ayer se registraron, tuvo que solicitar la coordinación de operaciones con el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Es decir, se tuvieron que parar operaciones en el aeropuerto de la Ciudad de México y Toluca.

Como lo advirtieron los expertos desde siempre, el antiguo aeropuerto militar de Santa Lucía no puede tener operaciones simultáneas con el AICM.

Y hasta donde se sabe públicamente, el nuevo aeropuerto todavía no cuenta con los permisos de las autoridades de aviación internacionales.

Ya se verá en el tiempo qué ocurre o cómo se resuelve el problema para que las aerolíneas comerciales puedan despegar y aterrizar desde ese aeropuerto.El dato que ayer mismo se confirmó es que este nuevo aeropuerto se inaugurará formalmente hasta el 21 de marzo del año 2022.

Por lo pronto, las imágenes que se pudieron ver del evento, corresponden a un aeropuerto que tiene un porcentaje muy menor de avance en su construcción y la mínima infraestructura que se observa ni remotamente es impresionante.

Y por lo que toca a las comparaciones internacionales, la realidad es que está muy lejos de que pueda ser considerado como el más importante del mundo. Basta ver que los japoneses construyeron una isla artificial para hacer un aeropuerto con diseño a prueba de tifones y temblores.

O el que está considerado como el aeropuerto más grande del mundo, el Beijing Daxing International Airport. Este es el segundo aeropuerto internacional de Beijing con capacidad para transportar a más de 43 millones de pasajeros este año y llegar a los 100 millones en el futuro.

Ó el mega aeropuerto de Estambul en el que se invierten 6,500 millones de dólares para transportar a 150 millones de pasajeros.

Y por supuesto, también está muy lejos del proyecto del NAIM cancelado, cuyo avance del 30 por ciento, dejaba ver claramente que el objetivo era el de un hub aeroportuario de carácter internacional.

El de ayer, se trató de un acto simbólico que dejó ver más lo que falta que lo que realmente existe.

marcomaresg@gmail.com

Marco A. Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.

Lee más de este autor