Danone reportó este martes una ralentización en el crecimiento de los ingresos de su negocio principal en el tercer trimestre, luego de que unos cambios regulatorios en China pesaron sobre sus ventas de preparados para lactantes.

El grupo francés de alimentos dijo que sus ventas de lácteos se mantuvieron negativas en Europa a pesar del relanzamiento de las marcas Activia y Danonino, pero las ventas de nutrición médica fueron sólidas. La firma reiteró su pronóstico para todo el año.

NOTICIA: Danone vende su filial en Chile por 24 mdd

El mayor fabricante mundial de yogur, entre cuyas marcas se incluyen Actimel y Activia, informó que las ventas ascendieron a 5,537 millones de euros (unos 6,200 millones de dólares) en el tercer trimestre, con un crecimiento sobre una base comparable de un 2.1% frente al 4.1% del segundo trimestre.

El desempeño fue inferior al promedio compilado por la compañía de estimaciones de analistas, que apuntaba a una expansión de las ventas de un 2.2 por ciento.

NOTICIA: Grupo Lala gana demanda multimillonaria a Danone

En julio, Danone ya había indicado que en Europa la demanda indirecta de los consumidores chinos que compran en línea fórmula para bebés estaba disminuyendo debido a los cambios en el entorno regulatorio chino.

Para el 2016, Danone mantuvo sus objetivos sobre una base comparable de un crecimiento de ventas entre un 3 y un 5%, y de un incremento en su margen operativo de 50 a 60 puntos básicos desde un 12.91% en el 2015.

erp