La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) destacó que en el 2013 y el 2015 multaron a Homex, corrigió su contabilidad y estaba en posibilidades de continuar con su proceso de reestructura.

Eduardo Flores, vicepresidente de supervisión bursátil de la CNBV aseveró que la autoridad buscó mantener la viabilidad de la compañía para salvar a los inversionistas.

Sin embargo, el precio de la acción de Homex sobrepasó los 120.1 pesos por título en mayo del 2008 y antes del concurso mercantil se cotizó por debajo de un peso, para terminar el proceso jurídico se diluyeron más las acciones, los inversionistas perdieron su capital y los acreedores se quedaron con el control de la empresa.

Flores reconoció que muchos inversionistas sufrieron pérdidas, pero recordó que con la Ley de Concursos Mercantiles las empresas pueden ser viables y hacer negocios de nuevo.

¿Para la Securities and Exchange Commssion (SEC) lo que realizó Homex fue un fraude, en México cómo se llamó?, se le preguntó al funcionario.

Las formas como estaban contabilizando los ingresos por las ventas de casas es no cumplir con los principios contables, eso está claro, tan es así que se sancionó. Multamos con lo que nos permite la Ley del Mercado de Valores y eso no exime a los inversionistas de demandar a la administración , añadió.

Agregó que las multas que pone la CNBV no son para resarcir a los inversionistas, van a la federación y eso no le sirve de nada a los inversionistas.

Sanciones de Ley

La CNBV declaró que los inversionistas están en la posibilidad de vender las acciones de Homex, de demandar a la administración de la viviendera, pero no existen elementos para deslistarla de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Sin embargo, la Ley del Mercado de Valores en varios artículos, entre los que se encuentran el 369 y el 370 destaca la prohibición de información falsa que induzca al error sobre valores o manipulación del mercado.

También la misma legislación señala en sus apartados 382 y 383 que los integrantes del consejo de administración o directivos que manipulen el mercado podrían cumplir penas de prisión de dos a seis años, e incluso el término podría incrementar hasta 12 años de cárcel cuando el beneficio exceda 100,000 días de salario mínimo.

Serán sancionados con prisión de cinco a 10 años, las personas que difundan información a través de terceros, información falsa sobre valores, o bien, con respecto a la situación financiera, administrativa, económica o jurídica de la emisora , se lee en el artículo 383 de la Ley del Mercado de Valores.

La CNBV expuso que ayudó a la SEC en la investigación que se llevó a cabo en contra de la desarrolladora mexicana de vivienda Homex.

Incluso, la autoridad en México detalló que concluyeron y multaron a la constructora un año y medio antes que su contraparte de Estados Unidos.

La SEC descubrió el viernes que, la empresa que cotiza en la BMV y en la de Nueva York declaró durante tres años la construcción de 100,000 viviendas que nunca edificó. Con eso incrementó sus estados de resultados y afectó el precio de su acción.

La CNBV multó en el 2013 y el 2015 a la empresa y a sus directivos con 20 millones de pesos por haber elaborado estados financieros que no se apegaban a los principios de contabilidad reconocidos por la CNBV en los términos establecidos en la Ley del Mercado de Valores. En Estados Unidos, la SEC calificó como fraude el maquillaje de las operaciones por parte de la que fue una de las tres más grandes desarrolladoras de vivienda en el país.

Nosotros acabamos desde octubre del 2015 la investigación, que es bastante compleja y toma mucho tiempo. Lo que investigó la SEC y lo que investigamos nosotros, diría que fue lo mismo , amplió el vicepresidente de Supervisión Bursátil de la CNBV.

La emisora Homex reportó a la BMV que en el cuarto trimestre del 2016 escrituró 317 viviendas y tuvo un ingreso por 223 millones de pesos.

En el primer trimestre del 2012, la empresa tuvo ingresos por 5,888 millones de pesos. En su mejor nivel la empresa, mayo del 2008, tuvo un valor de capitalización de 40,337 millones de pesos, hoy la que fuera una de las tres desarrolladoras de vivienda más grandes del país y que incursionara en la edificación de cárceles, en Brasil y Egipto, vale 381 millones de pesos.

eduardo.huerta@eleconomista.mx