Los futuros de soya descendieron el viernes en el mercado de Chicago por expectativas de una voluminosa cosecha en Sudamérica, mientras que una toma de ganancias provocó caídas en los precios del maíz y trigo.

El contrato de soya para marzo cerró con una caída de 10.25 centavos, o 1.04%, a 10.27 dólares por bushel. En la semana los futuros de la oleaginosa cayeron 22.25 centavos por bushel, o 2.1 por ciento.

Informa Economics, la firma de análisis agrícola, elevó su estimación de la cosecha de soya 2016/17 en Brasil a 106.5 millones de toneladas y dejó su pronóstico para la de Argentina sin cambios, 55 millones de toneladas.

Cierta firmeza en el mercado de maíz al contado a partir de un menor ritmo de ventas por parte de productores de Estados Unidos puso un límite a la caída de los precios del grano.

El maíz para marzo bajó 0.82%, a 3.6525 dólares por bushel. Los futuros de maíz tuvieron un avance semanal de 2.75 centavos por bushel o 0.8% y sumaron su quinta ganancia semanal en las últimas seis.

El trigo bajó luego de que el contrato más activo en Chicago tocó el jueves su nivel más alto desde agosto. Una menor preocupación por las temperaturas frías que podrían dañar las semillas en áreas claves de la región del Mar Negro sumó presión al mercado.

El contrato de trigo para marzo en Chicago cerró con una caída 1.15%, a 4.3025 dólares por bushel. Sin embargo, en la semana, subió 2.3 por ciento.