La desarrolladora de vivienda Sare anunció que el pasado 28 de junio firmó un contrato para la apertura de un crédito por 150 millones de pesos con Sociedad Hipotecaria Federal (SHF).

La línea de crédito estará disponible a partir del tercer trimestre del año y en adelante, la viviendera vinculará proyectos para disponer del recurso que anunció el primer trimestre de este año, precisó en un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Los títulos de la empresa, que pasó por una reestructura financiera, cotizan actualmente en 0.18 pesos en la BMV.

Ayer cerraron con un avance de 2.87 por ciento; en el año han perdido 34.5% de su valor.

Continuar operando

Los recursos obtenidos con el crédito le permitirían continuar con 16 desarrollos de su actual portafolio, toda vez que 12 de ellos están en proceso de construcción y cuatro, en etapa preoperativa.

Para este año, Sare confía en colocar 1,100 viviendas y, para el segundo trimestre del año, prevé escriturar vivienda en 10 desarrollos. De enero a marzo pasado, escrituró 133 casas.

Después de un largo proceso de capitalización y recalendarización de pasivos, Sare reinició operaciones en varios desarrollos considerados estratégicos.

Además, logró reestructurar los principales créditos con instituciones financieras.

Incluso, la desarrolladora ha informado que sigue trabajando con la banca privada para obtener financiamiento.

La deuda de la emisora ascendió a 846 millones de pesos a marzo de este año.

No obstante, en junio dio a conocer que concluyó la reestructura de los créditos contratados con Banorte, por 44 millones de pesos, con lo cual logró disminuir la deuda con dicho banco por 2.5 millones de pesos.

Como parte de su plan para sanear sus finanzas, Sare continuará ejecutando acciones para monetizar sus activos no estratégicos. Recientemente, logró un acuerdo para vender el inventario de viviendas en Guadalajara, Jalisco, el cual representa un ingreso de 4 millones de pesos, aproximadamente.

judith.santiago@eleconomista.mx