Con el vencimiento del plazo para cerrar las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), con un interés específico en temas como las Reglas de Origen y la cláusula sunset, Alejandro Chavelas, analista de Actinver, modificó su valuación y por tanto la perspectiva de cierre de año para el precio objetivo de las compañías del sector de autopartes que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

En el comunicado de la Casa de Bolsa, el experto estableció un nivel de 17 pesos para los títulos de Nemak, lo cual representa un aumento potencial de 21.77% para cierre de año, comparado con el precio de 13.96 pesos.

Para la serie CPO de Rassini se estima un alza de 28.94%, a 94 pesos y reiteran su recomendación de Compra para ambas compañías.

Para Gissa se estima que el valor de su cotización aumente en 21.67%, a 32 pesos por título al 31 de diciembre de este año, desde su precio de cierre de 26.30 pesos por acción. En este caso, Actinver cambió su recomendación a Mantener.

“No hay catalizadores por delante. Ahora esperamos que Gissa publique una expansión anual de flujo operativo (EBITDA) de 4.8% en 2017-21, alcanzando 3,160 millones de pesos en el 2021”, se lee en su reporte.

Adicional a lo anterior, en lo que va del año, el conglomerado de Coahuila refleja una pérdida en el precio de sus acciones de 19.16%, siendo la más golpeada de las tres dedicadas al sector de autopartes. Además de esperar una gradual recuperación en los resultados de Vitromex.

Ayer, se llevó a cabo la última sesión para llegar a un acuerdo sobre el TLCAN, venciendo el plazo autoimpuesto por el Congreso de Estados Unidos para enviar una notificación con la intención de firmar TLCAN 2.0.

En este sentido, los analistas de Actinver mencionaron en su reporte que tendría un posible aplazamiento hasta el 2019 e incluso el 2020.

“En nuestra opinión, esto reduce la probabilidad de un acuerdo a mediano plazo. En consecuencia, estamos incorporando una proporción de la tarifa como un costo para la producción mexicana ligada a las empresas de EU en nuestra valoración, para dar cuenta de esta perspectiva pesimista”, explicó Chavelas.

Sin embargo, consideró que aun con los aranceles se puede lograr un crecimiento significativo para la regiomontana Nemak, proyectando un alza de 9.1% en su EBITDA a 18,887 millones de pesos y para Rassini un aumento de 3.6%, ya que se encuentra más expuesta al TLCAN, siendo compensada por sus ventas en Brasil.

[email protected]