La embotelladora mexicana Coca Cola FEMSA (Kof) cuenta con un fondo suficiente derivado de la venta de su participación en Filipinas con el que podría comprar más plantas.

“A mediano plazo Coca Cola FEMSA podría estar realizando nuevas adquisiciones, ya que cuenta con 715 millones de dólares de la venta de Filipinas más un monto de efectivo disponible”, dijo Jimena Colín, analista de Monex.

Colín señaló que el crecimiento inorgánico, es decir, la compra de nuevas embotelladoras, será un punto crítico para la emisora con la meta de crecer a mayores tasas. Considera que los territorios de expansión más atractivos serían México y Brasil.

“Debido principalmente a las altas expectativas de crecimiento de la industria, valuaciones a nivel de múltiplos atractivos en el sector y la facilidad con la que la emisora podría generar sinergias y economías de escala”, dijo.

Sin embargo, la consolidación que hay en el mercado mexicano con gran parte de las embotelladoras adquiridas ya por la propia empresa y por Arca Continental podrían hacer más atractivo el mercado exterior, comentó Cristina Morales, analista senior de Signum Research.

“A lo mucho hay unas seis embotelladoras pequeñas (en México) que ya no son tan significantes, entre ellos, Arca y otros ya tienen todos los territorios asignados. En Latinoamérica tienen más presencia, pero las economías de la región no pasando por su mejor momento. Lo de Filipinas no les funcionó, debido por la distancia y por el tipo de mercado, si se fueran a una economía más sólida sería una buena adquisición”, explicó Morales.

El año pasado la embotelladora vendió 51% de las acciones que poseía de Coca Cola Filipinas a The Coca Cola Company.

La empresa tiene una razón deuda neta /EBITDA de 2.0 veces, ligeramente elevada, según Colín.

claudia.tejeda@eleconomista.mx