Los precios del petróleo subieron más del 3% el martes, extendiendo el repunte de casi un 5% de la rueda previa, gracias a una disminución de las preocupaciones sobre el impacto de la variante Ómicron del coronavirus sobre la demanda de combustible global.

Los futuros del crudo Brent subieron 2.36 dólares, o un 3.23%, a 75.44 dólares por barril, luego de cerrar con un avance de 4.6% el lunes. El West Texas Intermediate (WTI) de Estados Unidos ganó 2.56 dólares, o un 3.69%, a 72.05 dólares por barril, ampliando el alza de 4.9% de la sesión previa. Ambos contratos llegaron a subir más de 3 dólares al inicio de la rueda.

Los precios del petróleo cayeron con fuerza la semana pasada debido a las preocupaciones de que las vacunas tengan una menor eficacia contra Ómicron, lo que generó temores de que los gobiernos puedan volver a imponer restricciones para frenar su propagación y afectar el crecimiento global y la demanda de petróleo.

Sin embargo, un funcionario de salud de Sudáfrica informó durante el fin de semana que los casos de Ómicron allí sólo habían mostrado síntomas leves. Además, el principal funcionario de enfermedades infecciosas de Estados Unidos, Anthony Fauci, dijo que no parece que haya "un gran grado de gravedad" hasta ahora.

En otra señal de confianza en la demanda de petróleo, el principal exportador del mundo, Arabia Saudita, elevó los precios mensuales del crudo el domingo.

Eso se produjo después de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados, un grupo conocido como OPEP+, acordaron continuar aumentando la producción en 400.000 barriles por día en enero a pesar de la liberación de las reservas estratégicas de petróleo de Estados Unidos.

Además, un retraso en el retorno del petróleo iraní al mercado apoyó los precios. Las conversaciones nucleares indirectas entre Estados Unidos e Irán, que se han topado con una serie de obstáculos, se reanudarán el jueves, informaron agencias de noticias de la república islámica.

kg