Los precios del petróleo anotaron el jueves la mayor ganancia diaria de la que se tenga registro después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijera que espera que Arabia Saudita y Rusia anunciaran un importante recorte en la producción de petróleo.

Tan sólo la mezcla mexicana ganó 51.27%, o 5.44 dólares, a 16.05 dólares por barril, según Petróleos mexicanos.

“Acabo de hablar con mi amigo MBS (Mohamed bin Salman, príncipe heredero) de Arabia Saudita, quien ha hablado con el presidente (ruso, Vladimir) Putin”, tuiteó el mandatario estadounidense, dando a entender que habían llegado a un acuerdo para poner fin a la guerra de precios, afirmó: “Espero que reduzcan en unos 10 millones de barriles, tal vez mucho más” su producción. “Podría llegar, incluso, hasta los 15 millones de barriles. ¡Buena (excelente) noticia para todo el mundo!”, añadió.

Medios estatales saudíes, en tanto, refirieron que el reino convocó a una reunión de emergencia de productores de petróleo para lidiar con la crisis del mercado. Trump indicó el jueves que habló con el príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohamed bin Salman, y que espera que el reino y Rusia reduzcan el bombeo de crudo entre 10 y 15 millones de barriles, después de que ambos países mostraron su voluntad de llegar a un acuerdo. Trump no especificó si el recorte se refiere a barriles por día, pero esa es la forma más común en los mercados petroleros para hablar sobre oferta y demanda.

“Las presiones al alza para el precio del petróleo comenzaron durante el overnight, luego de que se diera a conocer que China está adquiriendo crudo para abastecer reservas estratégicas a precios bajos. Sin embargo, fue el tuit de Donald Trump, el que impulsó las ganancias del petróleo”, comentó Gabriela Siller, directora de análisis de Banco Base.

“El tuit de Donald Trump fue tal vez prematuro”, señaló Edward Moya, analista de Oanda.

Debido a las medidas de confinamiento que han dejado a la mitad de la población mundial en sus casas y a una sobreproducción, el oro negro se había desplomado el lunes a su nivel más bajo desde el 2002.

La pandemia del coronavirus ha reducido profundamente la demanda por combustible. Los precios del crudo estadounidense cayeron por debajo de los 20 dólares por barril varias veces en los últimos días.

Poco probable

La especialista de Banco Base advirtió que si Trump en su tuit hizo referencia a un recorte de 10 millones de barriles diarios (mbd), la situación es poco probable, pues implicaría que Rusia y Arabia Saudita tendrían que reducir su producción en casi 50 por ciento.

“Hoy, Rusia está produciendo alrededor de 11.28 mbd, mientras que Arabia Saudita se encuentra produciendo por encima de 12 mbd. Por otro lado, una reducción de 10 mbd probablemente no sea suficiente para llevar al mercado petrolero a un equilibrio. Hay que mencionar que hasta ahora se han destruido 20 mbd de demanda a causa del coronavirus”, aseveró.

Señaló que hay incertidumbre sobre el impacto final del coronavirus en la demanda por petróleo, ya que ésta podría destruirse hasta en 35 millones de barriles diarios.

Rusia y Arabia Saudita dan señales de querer cooperar

Arabia Saudita y Rusia refirieron el jueves que están dispuestos a cooperar para ayudar a estabilizar el mercado petrolero, tras las conversaciones con el presidente de Estados Unidos sobre la caída de los precios provocada por el fin de un acuerdo para frenar la producción y un colapso de la demanda.

Tras la caída del acuerdo, ambos países se mostraron dispuestos a subir el bombeo, pero el ministro de Energía ruso, Alexander Novak, indicó a Reuters el jueves que Moscú no tiene planes de elevar su producción porque el mercado ya está sobreabastecido.

Una fuente familiarizada con la posición saudí dijo a Reuters el jueves que el reino apoyó la cooperación entre los productores para estabilizar el mercado, pero fue el rechazo de Rusia el mes pasado a una propuesta para profundizar los recortes de suministro lo que causó la agitación del mercado. Los precios internacionales del petróleo se han hundido cerca de 50%, por debajo de 26 dólares el barril.

Una estabilización del mercado petrolero a través de recortes de producción será difícil en el entorno actual porque la demanda ha disminuido en casi un tercio, lo que muestra que se requerirían reducciones significativas. (Con información de agencias)