El peso mexicano comenzó a descontar la expectativa de un incremento en la tasa de interés de de la Reserva Federal (Fed), la cual está prevista para el 15 de marzo, tras presentar una depreciación superior a 1 por ciento frente al peso mexicano.

Ayer, el tipo de cambio peso-dólar alcanzó un precio de 19.8850 pesos por dólar en operaciones al mayoreo, con respecto a las últimas cotizaciones de la sesión anterior (19.6490 pesos), resultó una depreciación de 1.2%, equivalente a una pérdida de 23.60 centavos, aunque en los últimos dos días acumula una pérdida de 2 por ciento.

La alta probabilidad de un mayor endurecimiento de la política monetaria de EU está respaldada por los comentarios realizados por oficiales de la Fed en semanas anteriores y por la publicación de buenos indicadores económicos.

El último dato económico que motivaría a la Fed a incrementar su tasa de interés fue el anuncio de la creación de empleos dado a conocer la semana pasada, pues en el mes de febrero casi alcanzó las 300,000 nuevas plazas, mientras que este jueves salió el apoyo de solicitudes iniciales de empleo, los cuales pasaron de 20,000 a 243,000.

La analista de mercado de cambios de BX+, Mariana Ramírez, comentó que el tipo de cambio peso-dólar mostrará mayores presiones en la medida en que se acerque la fecha de la reunión de la Fed, con amplias posibilidades de que las cotizaciones alcancen los 20 pesos nuevamente.

Adelantó que en el corto plazo la paridad peso-dólar mostraría un rango de fluctuación entre 19 y 20 pesos, con la posibilidad de que el nivel superior sea superado.

[email protected]