Petróleos Mexicanos (Pemex) llegó al tercer trimestre del año con una pérdida neta acumulada de 100,237 millones de pesos, misma que resultó en una mejora en comparación con la pérdida acumulada de más de 605,176 millones del mismo lapso del año anterior, aunque sumó su cuarto periodo similar en números rojos.

En su reporte a inversionistas y a la Bolsa Mexicana de Valores, la petrolera del Estado el director corporativo de Finanzas, Alberto Velázquez, destacó que los ingresos totales por ventas y servicios subieron un 48.9% anual acumulando1.049 billones de pesos.

A la vez, el rendimiento de operación aumentó en 893%, al situarse en 249,549 millones de pesos.

Cabe resaltar que en impuestos pagó 211,251 millones de pesos en este lapso, monto 68% superior a lo erogado el año pasado, gracias al incremento del precio del petróleo.

Los activos de la empresa se ubicaron en 2.051 billones de pesos, incrementándose en comparación con los 1.928 millones del año anterior, mientras que los pasivos totales se redujeron ligeramente para llegar a 4.142 billones de pesos, de los cuales, 1.316 correspondieron al pasivo laboral.

Pemex reportó una pérdida neta de 62,797 millones de pesos (3,042 millones de dólares) en el tercer trimestre de 2021, frente a una ganancia de 1,417 millones de pesos registrada en el mismo periodo del año pasado.

La gigante estatal informó que las ventas totales se incrementaron un 61% interanual debido a un aumento en ventas nacionales y de exportación, ayudadas por una recuperación de los precios internacionales del crudo, así como a los volúmenes vendidos.

(Con información de Reuters)