Un solo mensaje, que literalmente sembró pánico en los mercados, bastó para que las aerolíneas se desplomaran este jueves en las bolsas de valores del mundo y México no fue la excepción.

El miércoles por la noche, el presidente Donald Trump anunció que suspenderá durante 30 días todos los vuelos desde Europa a Estados Unidos, medida que hoy entra en vigor, para evitar que el coronavirus continúe propagándose.

Tal acción “creará enormes presiones de flujo de efectivo para las aerolíneas y necesitarán medidas de emergencia para superar esta crisis”, advirtió la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA).

El 5 de marzo, la IATA estimó que la crisis significaría pérdidas por 113,000 millones de dólares en los ingresos de la industria aérea. Dicha cantidad no contemplaba medidas tan severas como las que anunció Trump.

Según la IATA, los mercados que enfrentan mayor impacto son EU-Alemania, con 4,000 millones de dólares; EU-Francia, con 3,500 millones de dólares, y EU-Italia, con 2,900 millones de dólares.

La prohibición de los viajes se extiende a 26 países de la Unión Europea.

Pasa factura

El pánico por el anunció ya le pasó la factura al sector en Bolsa. Las líneas aéreas estadounidenses sufrieron pérdidas que suman 9,972.35 millones de dólares en market cap.

De un plumazo, United Airlines se desplomó 24.85 por ciento. La segunda con mayor pérdida en la jornada fue Delta Air Lines, con una caída de 21%, y American Airlines se hundió 17.28 por ciento. Southwest Airlines cayó 15.07% y JetBlue perdió 15.33 por ciento.

La alemana Lufthansa y la francesa Air France también se hundieron en sus respectivas bolsas 14.04 y 12.69%, respectivamente.

En la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), los tres grupos aeroportuarios y las dos líneas aéreas terminaron la sesión en rojo. Los grupos aeroportuarios vieron esfumar 1,242 millones de dólares sólo este jueves en su valor de mercado.

En tanto, las aerolíneas mexicanas tuvieron una pérdida cercana a 154 millones de dólares en su valor de mercado, sólo Volaris borró 116.91 millones y Aeroméxico, 37.02 millones.

Las del peor desempeño fueron la aerolínea de bajo costo Volaris, con una caída de 16.75% en el precio de su acción, y Grupo Aeroportuario del Pacífico, con una minusvalía de 14.41 por ciento.

Grupo Aeroportuario Centro Norte se hundió 10.87%; Aeroméxico, 8.29%, y Grupo Aeroportuario del Sureste, 6.20 por ciento.

“Las aerolíneas están luchando con el severo impacto que la crisis Covid-19 ha tenido en sus negocios. Esto creará presiones de flujo de efectivo para las aerolíneas. Ya hemos visto a Flybe hundirse. Los gobiernos deberían buscar todos los medios posibles para ayudar a la industria en estas circunstancias extremas”, alerta Alexandre de Juniac, director general y CEO de la IATA.

Dichas medidas podrían incluir líneas de crédito, reducción de costos de infraestructura, disminuir la carga tributaria, entre otras.

Por su parte, Jacobo Rodríguez, director de Análisis Financiero en Black Wallstreet Capital México (BWC), explicó que las restricciones de los vuelos provenientes del Área Schengen a EU tienen dimensiones sin precedentes, en el que los ingresos de las aerolíneas se van a ver afectados durante 30 días.

Sin embargo, precisó que hay que considerar que sólo aplica para tráfico de pasajeros, mientras que el movimiento de mercancías se mantiene.

Y aunque el impacto está en aerolíneas y aeropuertos, también tiene su afectación en empresas del sector turismo y de entretenimiento.

La caída de las aerolíneas en Bolsa se prolongará hasta que haya un avance para encontrar la vacuna. “Estamos en un momento en que los mercados se vuelven muy irracionales. Todavía nos queda algo de volatilidad”, consideró Rodríguez.

Afectará a sus clientes

Boeing pierde casi 20% por cancelación de vuelos

Las acciones de Boeing se hundieron 18.11% en la Bolsa de Nueva York para cotizar en 154.84 dólares, debido a las preocupaciones de que las fuertes restricciones a los viajes desde Europa con el objetivo de frenar la propagación del coronavirus, afecten a los clientes del fabricante estadounidense de aviones.

Se espera que los 30 días de restricciones anunciados en la noche del miércoles por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, profundicen los problemas financieros de las aerolíneas, que podrían aplazar o cancelar las entregas de aviones, la principal fuente de efectivo para Boeing.

“Las aerolíneas están en modo de preservación de efectivo”, comentó Helane Becker, analista de Cowen.

Boeing está luchando por conservar su dinero, ahora que el brote de coronavirus se suma a los efectos de la inmovilización de su 737 MAX.

JPMorgan recortó su calificación de “sobreponderada” a largo plazo sobre las acciones de la firma. Sus papeles han perdido más de la mitad de su valor desde hace un año, cuando la confianza de los inversionistas se vio afectada por la inmovilización de su 737 MAX a nivel mundial, tras un segundo accidente fatal.

No ha pasado nunca antes: Boeing, el que fuera primer fabricante de aviones, ha acabado febrero del 2020 con un balance de ventas negativo: el saldo de compras y ventas ha sido de -25. Boeing, lleva tanto tiempo en crisis que se ha visto obligada a tomar medidas internas muy serias para poder salvarse, porque el retraso en el retorno del 737 MAX a los aires es tal que el daño empieza a ser insoportable. (Redacción)

[email protected]