Los precios del oro repuntaron el viernes desde mínimos de un mes, debido a que un dato más débil de lo esperado sobre el sector de manufacturas de Estados Unidos contrarrestó el impacto de un dólar más fuerte.

El oro al contado había caído a su menor nivel desde el 1 de diciembre de 1,168.25 dólares la onza por el avance del dólar, pero rebotó y se negoció en 1,183.76 dólares la onza, un leve aumento de 0.20 por ciento.

El sector fabril de Estados Unidos creció en diciembre a su ritmo más lento en seis meses. El Instituto de Gerencia y Abastecimiento (ISM, por su sigla en inglés) dijo que su índice nacional de actividad fabril bajó a 55.5 en el último mes del año desde 58.7 en noviembre.

Esta lectura eleva las especulaciones de que la Reserva Federal de Estados Unidos podría retrasar el alza de las tasas de interés, según analistas. Un alza de las tasas y una recuperación de la economía podrían mejorar el atractivo del dólar en el 2015.

Tasas de interés más altas pesan sobre el lingote, que no rinde intereses, mientras que el fortalecimiento del dólar hace que el oro sea más caro para los tenedores de monedas extranjeras.

El oro bajó 0.90% en la semana, su tercer periodo seguido de pérdidas.

Los futuros del oro en Estados Unidos para entrega en febrero subieron 0.20%, a 1,186.20 dólares la onza.

El lingote terminó el 2014 con una baja cercana a 2%, tras un desplome de 28% el año previo.

En otros metales preciosos, la plata subió 0.13%, a 15.66 dólares la onza, tras registrar un declive de 19.30% en el 2014.

El platino cayó 0.70%, a 1,194.10 dólares la onza, tras bajar 12% el año pasado.

El paladio ganó 0.54%, a 792.72 dólares la onza, luego de escalar 11% en el 2014. El paladio fue el metal precioso con mejor rendimiento en el año, mayormente debido a preocupaciones de suministro en Rusia.

Cobre toca mínimo de 4.6 años

El precio del cobre cayó el viernes pasado a mínimos de cuatro años y medio, presionado por la fortaleza del dólar e indicios de una desaceleración del crecimiento económico en China.

El cobre a tres meses en Londres cerró en 6,255 dólares por tonelada, luego de negociarse en 6,218, su menor nivel desde junio del 2010.

La expansión del sector industrial de China se desaceleró en diciembre, de acuerdo con un sondeo gubernamental difundido el jueves, destacando los desafíos del sector manufacturero, que lidia con costos crecientes y un enfriamiento de la demanda.

China es el mayor consumidor de cobre del mundo y representa más de 40% de la demanda global del metal refinado.

La firmeza del dólar también presionó al mercado. El billete verde tocó máximos de cuatro años y medio frente al euro, luego de que el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, alimentó las expectativas de que el organismo tomaría medidas más audaces para estimular la economía este mes.

Pero algunos analistas consideran que el mercado de cobre habría tocado fondo tras fuertes pérdidas el año pasado y que la demanda global podría apuntalar los precios en el futuro.

Los precios del cobre cayeron 14% en el 2014, su mayor pérdida anual en tres años, debido a las preocupaciones de que un superávit de suministros afectará al mercado en momentos en que el crecimiento económico en China se desacelera.

Datos dados a conocer durante la corta semana pasada mostraron que la producción de cobre en Chile, el mayor exportador del mundo, cayó por quinto mes consecutivo en noviembre.