El oro cayó el jueves presionado por la fortaleza del dólar, mientras que el paladio amplió ganancias hasta tocar su precio más alto en dos años, tras datos económicos alentadores y por la demanda en el sector automotriz.

El oro al contado perdió 0.3% a 1,245.26 dólares la onza, retrocediendo desde un pico intradía de 1,253.12 dólares, su cuota más elevada desde el 28 de febrero. Los futuros del oro en Estados Unidos bajaron 0.3% a 1,246.60 dólares.

El dólar estuvo un poco más fuerte el jueves, las tasas de interés subieron un poco y el mercado bursátil tuvo al fin un desempeño positivo antes de la votación sobre la ley de salud, lo que significa que los operadores del oro dieron una pequeña marcha atrás , dijo George Gero, director gerente de RBC Wealth Management.

El Índice Dólar, que mide al billete verde frente a una canasta de monedas, subió levemente a 99.76, tras caer el miércoles a 99.54, su nivel más bajo en casi siete semanas.

Wall Street subió ligeramente el jueves, con las ganancias limitadas por señales de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, estaba teniendo problemas para lograr los votos necesarios para aprobar una ley de salud en el Congreso, mientras que las acciones europeas treparon ante la caída de los préstamos bancarios y el crudo.

Atención en ley de salud

La atención inmediata del mercado se centra en ver si Donald Trump, presidente de Estados Unidos, logrará apoyo suficiente para la aprobación de un proyecto de ley que ponga fin al Obamacare, en una gran prueba a su fortaleza legislativa y la capacidad de mantener sus promesas a las empresas.

El paladio tocó un pico de 808.70 dólares la onza, su nivel más alto desde el 10 de marzo del 2015, antes de recortar ganancias y avanzar 1.7% a 799.60 dólares.

El metal es usado, principalmente, en convertidores catalíticos, que reducen la polución de los tubos de escape de los vehículos.

Entre otros metales preciosos, la plata subió 0.3% a 17.56 dólares y el platino ganó 0.3% a 962.40 dólares la onza.