La Bolsa de Valores de Tokio cerró este martes con pérdida de 479 puntos (2.71%), al ubicarse su principal indicador, el Nikkei de 225 acciones, en 17,218.96 unidades.

En tanto, la Primera Sección del Indice de Precios (Topix) perdió 45.37 puntos y se ubicó en 1,401.95 unidades, mientras la Segunda Sección restó 123.02 puntos y se colocó en 4,467.10 unidades, informó este martes la agencia japonesa de noticias Kyodo.

NOTICIA: Nikkei inicia el año con cinco pérdidas consecutivas

El Nikkei cayó este martes por el nerviosismo de los inversionistas sobre las perspectivas económicas de China, luego de que en los primeras jornadas del año ha registrado múltiples pérdidas de entre el 5.0 y el 7.0%, con lo que en apenas una semana ha perdido todas las subidas acumuladas en 2015.

Este martes la Bolsa de Tokio siguió bajando durante todo el día después de la apertura, como resultado de falta de signos positivos en el mercado de China para componer su actual crisis.

Durante la jornada de este martes la Bolsa de Shanghai, que registró una perdida mayor al 5.0% el lunes, fue marcada por movimientos intermitentes entre territorio positivo y negativo después de su apertura, para finalizar con una ganancia marginal del 0.20 por ciento.

Las caídas del mercado de Shanghai se produjeron luego de las reformas anunciadas el pasado viernes por sorpresa, que afectarán tanto a los tipos de interés como al yuan.

NOTICIA: Claves para comprender lo que actualmente sucede en los mercados

El Banco Popular de China avanzó una mayor liberalización de los tipos de interés, y las reformas se centrarán igualmente en el sistema de fijación de los cambios de su divisa, el yuan.

Los principales indicadores chinos cerraron este martes con alzas marginales, en donde el Shanghai Composite Index ganó 6.16 puntos, 0.20%, para cerrar en 3,22.86 unidades, mientras el Shenzhen Component Index avanzó 81.24 puntos, 0.80%, para ubicarse en 10,293.70 enteros, informó la agencia Xinhua.

erp