Alejandro Estrada, autor del libro “Entre unicornios, jaguares, serpientes y escaleras", dijo que México está en el mejor momento y en un punto de inflexión para llevar a cabo proyectos de emprendimiento.

Subrayó que el país tiene las condiciones para que surjan más unicornios, debido a la nueva generación de emprendedores que está emergiendo, así como por el número creciente de instituciones y fondos que están volteando a ver el nacimiento de este tipo de iniciativas o empresas mexicanas. 

Durante una conferencia con motivo de la presentación del libro, el escritor destacó que en plena crisis sanitaria nació el primer unicornio mexicano Kavak, dedicado a la compra y venta de autos usados por Internet, ya alcanza una valoración de 4,000 millones de dólares con su última ronda de financiamiento de 485 millones de dólares.

Pero después le siguieron Bitso, una plataforma para negociar criptomonedas, con una valuación de 2,200 millones de dólares y Clip, una fintech de pagos enfocada a pequeñas y medianas empresas en México, recientemente logró el estatus, al alcanzar un valor de 2,000 millones de dólares. 

Alejandro Estrada consideró que en América Latina dentro del ecosistema de startups hay más de 25 empresas unicornios, que alcanzan un valor de mercado de más de 1,000 millones de dólares, y tres de ellas son mexicanas, por lo que las perspectivas son alentadoras.

Subrayó tres propuestas que transmite en su libro sobre el ecosistema de unicornios. Uno de ellos es “apostarle al emprendedor”, a su educación y facilitándole el capital, así como confiar en su proyecto.

Destacó como segundo tema la participación que están teniendo las mujeres en el ecosistema emprendedor y el hecho de que cada vez sean las manejadoras de capital y que se suman más emprendimientos liderados por mujeres.

Y finalmente, consideró que México vive en un momento “privilegiado”, con la oportunidad de ofrecer productos y servicios de valor, que cambien la vida de las personas, tanto en ámbitos como educación, salud, acceso a servicios financieros.

Ojalá el libro ayude a regresar a ese objetivo no nada económico ni de ser unicornio, sino impactar ampliamente a todas las personas”, recalcó Alejandro Estrada.

En la presentación del libro, el autor estuvo acompañado de Adriana Tortajada, directora global de emprendimiento de Grupo Santander, y Pepe Bañuelos, managing partner de Cometa, firma de capital emprendedor que invierte en empresas tecnológicas en etapas tempranas en mercados de habla hispana.

Los unicornios son empresas privadas o startup que valen más de 1000 millones de dólares. Mientras que los jaguares, define el autor, son empresas que alcanzan un valor de 100 millones de dólares, que han levantado capital en rondas institucionales, que tienen más de 100 empleados y que su producto ya tiene demanda en el mercado y presentan crecimientos exponenciales. Sin embargo, la pregunta es qué tan grandes pueden llegar a ser porque ya están en ese camino de crecimiento acelerado.

kg