Washington - Las ventas de casas usadas en Estados Unidos subieron en abril a su tasa anual más fuerte en casi dos años, mientras que una baja de las viviendas rematadas impulsó los precios, en señales alentadoras sobre el mercado inmobiliario.

La Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios dijo este martes que las ventas de casas de segunda mano aumentaron 3.4% a una tasa anual de 4.62 millones de unidades, un máximo desde mayo del 2010.

A nivel nacional, el precio de una casa usada subió 10.1%, a 177,400 dólares en abril frente al mismo mes del año anterior, en el mayor incremento desde enero del 2006.

La cifra de ventas de marzo fue revisada a 4.47 millones de unidades desde el número de 4.48 millones estimado inicialmente. Los economistas consultados por Reuters esperaban una cifra de 4.60 millones para abril.

ros