Ayer, el optimismo se esfumó de los mercados accionarios del mundo que cayeron con fuerza, arrastrados por la crisis de deuda griega y cifras económicas de Estados Unidos que reavivaron los temores de recaer en recesión.

Los principales índices accionarios de EU cerraron en mínimos de marzo. El Dow Jones cayó 1.48% a 11,897.27 unidades, mientras que el índice tecnológico Nasdaq lo hizo en 1.76% a 2,631.46 puntos.

El S&P 500 perdió 1.74% a 1,265.42 unidades. Los especialistas indican que, de perforar el piso de los 1,256.82 puntos, las pérdidas se acelerarían.

En este contexto, Invex indica: Sin duda la caída de las últimas seis semanas significa que el mercado se encuentra en una tendencia de baja a plazo corto, pero que amenaza convertirse en un ciclo de baja más importante .

La aversión al riesgo se disparó, luego de que se conociera que la entrega del segundo rescate para Grecia podría retrasarse hasta el 11 de julio por diferencias sobre cómo involucrar a los tenedores privados de deuda helénica.

En tanto, las cifras económicas que se publicaron ayer en EU mostraron una fuerte desaceleración.

El índice Empire State, que mide la actividad manufacturera en Nueva York, se desplomó en mayo a -7.79 desde 11.88 de abril, con lo que por primera vez desde noviembre se ubicó por debajo del nivel cero, que diferencia el crecimiento de la contracción.

Mientras que la inflación subyacente al consumidor se aceleró en mayo 0.3%, su mayor alza desde julio del 2008, presionada por los precios de vehículos automotores y la ropa. La confianza de los constructores de viviendas cayó en junio a 13 puntos, su nivel más bajo desde septiembre del 2010.

En Europa las bolsas se vieron afectadas por la advertencia de Moody’s de recortar su calificación para cuatro de los principales bancos franceses, los cuales cuentan con una fuerte exposición a la deuda griega.

De esta manera, el CAC 40 de Francia cayó 1.49%, mientras que el inglés FTSE 100 y el alemán DAX perdieron 1.04 y 1.25%, respectivamente. El ATG de Atenas bajó 1.88 por ciento.

En este contexto, el euro se desplomó a un mínimo de dos semanas y media, con una caída de 1.81%, la más fuerte en un mes en 1.4183 dólares.

Operadores dijeron que la moneda única europea va camino a profundizar su descenso hacia los 1.40 dólares.

Las personas están enfocadas en si la economía (estadounidense) se está debilitando , dijo Steve Van Order, estratega de Renta Fija con Calvert Investment Management en Bethesda, Maryland. Mientras tanto, la situación de la deuda de Europa continúa promoviendo la debilidad en los mercados más riesgosos , agregó.

Por otra parte,en México las pérdidas del princial índie de la Bolsa mexicana, el IPC, fueron atenuadas por el efecto cambiario, así cerró con una baja de 0.36% a 35,318.39 enteros.

El peso sufrió su segunda mayor caída en lo que va del año al depreciarse 1.29% frente al dólar a 11.9350 unidades a la venta, nivel que no se veía desde el 29 de marzo pasado.

PETRÓLEO, EN MÍNIMOS DE TRES MESES

En esta misma tendencia los precios del crudo se hundieron más de 4%, ya que las débiles cifras de EU dispararon los temores por un descenso en la demanda, aunado a que el dólar se apreció de manera generalizada, subiendo más de 1% contra el franco suizo, la libra esterlina y las monedas canadiense y australiana.

Por lo que ni la caída en los inventarios comerciales de crudo en EU pudieron atenuar las pérdidas.

El WTI retrocedió 4.56 dólares a 94.81 dólares el barril, su nivel más bajo desde febrero, cuando empezó a ser apuntalado por los conflictos en Medio Oriente.

Mientras que el crudo tipo Brent, referencial en Europa, perdió 3.06 dólares, a 117.10 dólares.

[email protected]