Una de las principales amenazas actuales en el mundo multipolar que podría afectar a la estabilidad mundial en los próximos cinco o diez años es la incertidumbre en mercados emergentes, que hacen que estos se tornen inestables como resultado de presiones sociales, políticas o económicas, fue una de las conclusiones generadas por un estudio en el que participaron 700 expertos mundiales en colaboración con el Informe Global Risks 2014 del Foro Económico Mundial.

Hoy en día muchos jóvenes se enfrentan a una situación muy difícil. Como resultado de la crisis financiera y la globalización, la generación más joven de los mercados maduros lucha contra una situación desesperada, con cada vez menos oportunidades laborales, y con la necesidad de soportar el envejecimiento de la población. Aunque en los mercados emergentes hay más trabajo, los empleados aún no poseen el amplio conjunto de aptitudes necesarias para satisfacer la demanda , manifestó David Cole de Swiss Re.

La brecha crónica entre los ingresos de los ciudadanos más ricos y los más pobres es el riesgo que más probabilidades tiene de causar graves perjuicios a escala mundial en la próxima década. Así lo reveló el Informe Global Risks 2014 del Foro Económico Mundial en el que han participado 700 expertos mundiales.

Dicho reporte evalúa 31 riesgos de naturaleza mundial que podrían causar impactos negativos importantes en industrias y países, si se concretan. Con una perspectiva de diez años, los riesgos se agrupan en cinco categorías – económica, medioambiental, geopolítica, social y tecnológica – y se miden tanto en términos de sus probabilidades de concreción, como en su impacto potencial.

Otra amenaza que podrían perturbar a la estabilidad mundial en la próxima década son las fricciones comerciales y políticas entre países, que hacen que el comercio y las inversiones se utilicen crecientemente como mandato para el poder geopolítico, con crecientes puntos álgidos.

La proliferación de conflictos de bajo nivel, causados por el cambio tecnológico y la resistencia de las potencias principales a intervenir, así como el progreso lento en cuanto a desafíos medioambientales y de desarrollo que son verdaderamente de naturaleza mundial, son otros de los riesgos que se prevén.

[email protected]