El Juzgado Sexto de Distrito en Materia Civil de la Ciudad de México ha aprobado el convenio suscrito por Abengoa México y la mayoría de sus acreedores, con lo que la empresa ha salido del concurso de acreedores en el que entró en diciembre del 2016.

Según el comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, el juzgado ha emitido una sentencia en la que, entre otras resoluciones, aprueba el convenio concursal de Abengoa México y da por terminado el estado de concurso mercantil de la compañía.

El pasado junio, Abengoa México presentó el convenio concursal ante el juzgado con el respaldo de 95.7% de sus acreedores.

En concreto, el convenio fue firmado por 95.696% de los acreedores totales y por 82.966% de los llamados acreedores comunes: tenedores de bonos, bancos y proveedores.

Este convenio prevé una reestructuración de la deuda contraída, que se quedará en su valor nominal.

Está previsto que la deuda comience a liquidarse en marzo del 2018 y que el proceso concluya en diciembre del 2021.

Entre los acreedores de la filial figuran tenedores de Certificados Bursátiles, proveedores y acreedores financieros.

La mayor parte de ellos dio el visto bueno a este convenio de apoyo, también conocido como lock up, que ahora ha sido aprobado por el juez, con lo que se da por finalizado el estado de concurso mercantil de Abengoa México.

Este convenio es de aplicación a todos los acreedores de Abengoa México y prevé una reestructuración de la deuda contraída con todos sus acreedores a valor nominal y con un tratamiento equitativo de éstos.

México es uno de los países estratégicos para Abengoa, tanto por los activos en construcción y operación como por la magnitud del mercado. La compañía tiene presencia en el país desde hace 35 años y mantiene tanto inversiones como operaciones con empresas locales. (Con información de Expansión/España)

valores@eleconomista.com.mx