Con un valor de capitalización estimada actual de 418,074 millones de dólares, la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) está a unos peldaños de alcanzar el valor de la Bolsa de Valores de São Paulo (Bovespa), que vale alrededor de 435,219 millones de dólares, muestran datos de Economática.

En enero del 2015, el Bovespa, el mercado más grande de América Latina, casi duplicaba el valor de la Bolsa de México. La brasileña valía en ese entonces 823,902 millones de dólares frente a los 460,128 millones de dólares de la BMV, según indicadores del World Federation of Exchange (WFE).

Sobre cuánto tiempo tardará la Bolsa de México en lograr el tamaño del mercado de Brasil, analistas consideran que es complicado anticiparlo, pues depende de muchos factores.

Creo que es difícil estimar en qué momento pudiera suceder.

Hoy la condición fundamental de Brasil justifica o anticipa la probabilidad de ser un mercado que se sigue castigando un poco más que el mexicano; en ese sentido, quizá cada vez nos acerquemos un poco más a ellos , consideró Carlos Ponce Bustos, director general adjunto de Análisis y Estrategia en Grupo Financiero BX+.

Jaime Ascencio Aguirre, analista económico y de mercados de Actinver Casa de Bolsa, indicó que: No podríamos decir que en el muy corto plazo el valor de capitalización de México lo podría superar, yo creo que sí, pero sería un poco tardado . Puntualizó que todavía tardará para que la BMV sea más grande que la de Brasil, toda vez que el número de empresas listadas en la Bovespa es mucho mayor.

Actualmente cotizan en México 145 emisoras, frente a las 359 listadas en el brasileño.

Datos de la BMV refieren que en el 2015, se registraron ocho ofertas públicas accionarias, por un monto total de 34,622 millones de pesos (alrededor de 1,893 millones de dólares al tipo de cambio actual).

Brasil tuvo apenas una Oferta Pública Inicial, por 603 millones de reales (alrededor de 151 millones de dólares).

Analistas coinciden en que Brasil está inmerso en una complicada situación económica, financiera y política; factores que junto a un escenario de volatilidad, caída en el precio del petróleo, apreciación del dólar y la desaceleración económica china lo ponen en desventaja y, por consecuencia, desestabilizan su mercado de valores.

Carlos Ponce explicó que la caída en la Bolsa de Brasil no se puede explicar por un solo evento. Tan solo la caída en el precio de petróleo afecta a su economía y a las emisoras. México, al no tener empresas petroleras o puramente petroleras en Bolsa, no tiene ese efecto.

Otras variables que han contribuido a la baja son la fuerte devaluación de la moneda de Brasil y el hecho de que China comience a perder vigor económico, por ser socios comerciales, le afecta a Brasil. Todos los escándalos de corrupción que hay en el gobierno tampoco han ayudado, esto ha llevado a que las calificadoras internacionales hayan bajado la calificación de riesgo de Brasil, al dejarlo sin grado de inversión , dijo Ponce.

Jaime Ascencio, destacó que con todo el escenario de Brasil, su recesión y crisis política, el mercado mexicano se ve mucho más atractivo para la inversión.

México tiene mayores fortalezas, las reformas, la inflación a 2%, cuando en Brasil está arriba de 6%, creo que sí hay mayores fortalezas. Los fundamentales de México están mejor que los de Brasil , explicó el analista económico de Actinver. Para que México se equipare con el mercado brasileño, agregó, necesita atraer más inversiones de capital, que se instalen empresas más grandes y dar entrada a las de mediano tamaño.

[email protected]