HSBC México reportó una utilidad para el primer trimestre del 2020 por 2,181 millones de pesos, un decremento de 343 millones o 13.6% en su comparación con el mismo trimestre del 2019.

El grupo financiero explicó, no obstante, que excluyendo la ganancia por la venta del negocio de adquiriente llevada a cabo en el 2019, la utilidad neta creció 564 millones o 34.9 por ciento.

En su reporte, HSBC México detalló que el saldo de la cartera vigente al 31 de marzo del 2020 fue de 421,331 millones de pesos, un incremento anual de 10.2 por ciento.

Al interior, el portafolio comercial creció 7.6% en su comparación con el cierre de marzo del 2019; mientras que la de consumo observó un incremento de 6.3%; y el de vivienda aumentó 29% en el periodo.

El Índice de Morosidad (IMOR) se ubicó en 1.9%, en línea con lo reportado al 31 de marzo del 2019.

En cuanto a captación, el total de los depósitos fue de 492,774 millones de pesos, un incremento de 10.2 por ciento.

Espera afectaciones por Covid-19

En su informe, HSBC destacó que en caso de que el brote de Covid-19 continúe causando interrupciones en la actividad económica a nivel mundial, se espera que provoque un aumento en las pérdidas crediticias esperadas, además de que tendría un impacto en sus ingresos debido a menores volúmenes de préstamos y menores tasas de interés que afectarán negativamente los ingresos netos por intereses.

Además del riesgo de crédito, apuntó, el brote de Covid-19 tendrá impactos importantes en el capital y la liquidez.

No obstante, señaló que al 31 de marzo del 2020, sus índices de capital y liquidez se mantienen sólidos, lo que permite continuar brindando soporte a sus clientes durante el brote del Covid-19.