La crisis por el coronavirus ha impactado en los mercados accionarios globales y el de México no es la excepción. El referencial índice S&P/BMV IPC, el más importante para la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), cayó en el primer trimestre de 2020 poco más de 20 por ciento. Las empresas del sector financiero se encuentran entre las más afectadas.

Las acciones de Grupo Financiero Banorte, con clave de pizarra GF NORTEO, pasaron de un precio de 105.65 pesos por unidad a uno de 60 pesos al cierre del 1 de abril, en su peor registro desde el 6 de junio de 2012. Pese a que logró levantarse en las recientes dos sesiones a 61.91 pesos, suma una caída de 41.40% en lo que va de 2020.

Se trata del banco mexicano más grande que cotiza en el mercado local y perdió casi la mitad de su valor por capitalización. Con un total de 2,883 millones 456,594 papeles en circulación, el valor de mercado de Grupo Financiero Banorte al cierre de 2019 era de poco más de 304,637 millones pesos. La cifra cayó a 178,515 millones de pesos. Esto es 126,122 millones menos.

El resto del sector financiero no ha salido mejor librado de la crisis por el coronavirus. Las acciones del Grupo Financiero Inbursa (GFINBURO), del mexicano Carlos Slim Helú, cayeron 30.75% desde 23.19 pesos por acción a un precio de 16.06 pesos. En capitalización, pasó de 153,356 millones a 106,205 millones de pesos. Una pérdida de 47,151 millones de pesos.

El español Banco Santander México (con clave BSMXB), otro de los grandes bancos que cotizan en el país, pasó de 25.83 pesos por acción en su cierre de 2019 a un precio actual de 13.79 pesos por papel. Esto quiere decir que ha perdido 46.61 por ciento. En capitalización pasó de 175,308 millones a 93,593 millones. Una pérdida de 81,715 millones.

“El sector financiero es más vulnerable que otras empresas de sectores como el de consumo. No es una regla general, es más bien por la naturaleza del negocio. Walmart, por ejemplo, se ayudó de las compras de pánico y se va a reflejar en su reporte del primer trimestre. La empresa tiene solventado su año a diferencia de los bancos”, dijo Jorge Serralde, maestro en Finanzas por la Universidad del Valle de México.

Entre estos tres bancos, que son los tres más grandes entre los componentes del índice accionario más relevante en el país, acumulan una pérdida en valor por capitalización de 254,988 millones de pesos. Los primeros efectos en la economía real por la crisis del coronavirus se observaron en las cifras de empleo de Estados Unidos. Esto eleva el temor a que el desempleo aumente también en nuestro país, de la mano de empresas presionadas.

¿Escenario de despidos?

César Valencia, analista de mercados para la compañía de Alpari Internacional, explicó que ver escenarios de despidos por parte de los bancos ante caídas de estas magnitudes es posible, sin embargo, no es una solución ideal para estas empresas. “No sería bueno que los bancos tomen esa decisión, porque todo el problema se debe sólo al contexto excepcional de la pandemia y se espera que haya un rebote fuerte”.

De acuerdo con este experto, caídas tan fuertes en los mercados podrían justificar el despido de puestos que no son fundamentales para operatividad de las empresas.

“En los bancos, estas plazas prescindibles se han suprimido paulatinamente por la automatización (la digitalización), pero México no ha avanzado mucho en ese proceso. La banca en Chile hizo un compromiso: cero despidos, pero en Estados Unidos y España el desempleo por el coronavirus va en aumento. Si no hay un compromiso claro, el escenario es posible”, dijo Valencia.

[email protected]

kg