A pesar de los cinco recortes consecutivos en la tasa de corto plazo, en términos relativos, sigue siendo atractiva para los inversionistas y es uno de los factores que explican la fortaleza del tipo de cambio, admitió el Gobernador del Banco de México (Banxico), Alejandro Díaz de León.

Sin embargo, alertó que esta relativa fortaleza del peso mexicano “puede cambiar rápidamente como se ha visto los últimos días por la irrupción de coronavirus”.

Y matizó que es este riesgo de una rápida reversión, lo que alimenta la cautela del Banco de México.

Al participar en la Central Banking Conference que en sociedad están presentando el Banxico y el Banco de la Reserva Federal de Chicago, el banquero central mexicano dijo que sin ser una consideración determinante sobre sus decisiones (de política monetaria), tienen que incorporarla y encontrar el mejor balance entre las condiciones externas, internas y algunos de los choques que se pueden presentar.

Frente al Presidente y CEO del Banco de la Reserva Federal de Chicago, Charles Evans, precisó que la integración que mantiene México con el mundo y el hecho de tener una de las dos monedas emergentes más operadas, son escenarios a los que también debe mirar el banco banco central pues indirectamente pueden presionar expectativas de inflación.

Impacto del coronavirus podría ser transitorio: Evans

El presidente de la Fed de Chicago, Charles Evans, dijo la mañana de este jueves que el impacto económico del coronavirus podría ser transitorio, dependiendo de cuánto dure el brote que ha dejado miles de infectados en el mundo y la respuesta de las autoridades.

En un evento en Ciudad de México, Evans agregó que la idea de que el brote haya sido contenido en China suena "muy optimista". 

(Con información de Reuters)

ymorales@eleconomista.com.mx