Grupo Famsa, firma del sector minorista, solicitó la protección por bancarrota en Estados Unidos, reveló la emisora en un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores.

Con esta acción la compañía iniciará un proceso para reestructurar su deuda (senior notes 7,250% en circulación) con vencimiento el 1 de junio de 2020.

Según muestra su reporte del primer trimestre del año, la firma ya se encontraba en un proceso para refinanciar 59.1 millones de dólares de los bonos senior con vencimiento la fecha señalada.

Famsa aseguró que recibió “el apoyo sobresaliente de los tenedores de los bonos 2020 votando sobre su propuesta de plan del Capítulo 11, para el refinanciamiento de los bonos 2020”.

“Grupo Famsa tiene la intención de buscar la aprobación expedita del plan con acuerdo previo de reestructura bajo el Capítulo 11 tan pronto como sea posible”, detalló la empresa con operaciones en México.

Las acciones de la empresa cerraron con una caída de 3.85% en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), a 1.75 pesos por cada una, esto después de que informara sobre su situación, minutos antes del cierre del mercado.

La solicitud la hace bajo el amparo del Capítulo 11 del Código de Bancarrota de los Estados Unidos ante el Tribunal de Bancarrota de los Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York.

Bajo esta solicitud, Grupo Famsa continuará operando normalmente sus negocios.

Aclaró que esta reestructura no afectará ninguna otra obligación distinta a los bonos 2020, además, ha presentado una serie de mociones en la corte que le permitirán seguir cumpliendo sus obligaciones con todos sus clientes, proveedores y acreedores.

La deuda que Famsa reportó al primer trimestre de este año asciende a 9,317 millones de pesos.

En el comunicado aseguró que cuenta con efectivo, así como con flujo proyectado de las operaciones, lo que será suficiente para financiar sus operaciones en el corto plazo y mientras se mantenga bajo el plan de reestructura de sus obligaciones financieras de este año.

“Famsa espera continuar cumpliendo con sus obligaciones frente a sus otros acreedores y empleados, quienes no se verán afectados negativamente en modo alguno por este proceso”, subrayó en el comunicado Humberto Garza Valdez, CEO de la compañía.

Grupo Famsa es dueña de 379 tiendas minoristas en México y tiene operaciones en Estados Unidos. También cuenta con una división de banca comercial, mediante la cual otorga créditos al consumo.