Kimberly-Clark de México, empresa dedicada a la fabricación y venta de productos de consumo personal y de higiene, reportó una baja del 5% en sus ventas netas, que pasaron de 12,337 millones a 11,722 millones de pesos, mientras que su utilidad neta pasó de 1,599 millones a 1,222 millones de pesos, lo que representa una caída del 24 por ciento.

Las ventas de su marca Professional , crecieron 51% entre abril y junio, mientras que las exportaciones disminuyeron 9%, debido “principalmente a la reducción de ventas de rollos duros ya que las ventas de producto terminado siguen creciendo a un ritmo acelerado”, explicó la compañía.

La utilidad de operación bajó 21% en comparación con los mismos datos del trimestre anterior, y su utilidad bruta cayó 14 por ciento. Los gastos de operación bajaron 5%, mientras que su flujo operativo 18 por ciento. Su utilidad neta pasó de 2,837 millones a 2,718 millones de pesos, una baja de 8 por ciento.

valeria.lopez@eleconomista.mx